La ansiedad por comer o hambre emocional es un fenómeno muy habitual en mucha gente, especialmente durante las últimas décadas. Este tipo de ansiedad o, mejor dicho, esta manifestación de la ansiedad, provoca una necesidad, casi irrefrenable, por comer. Habitualmente, estos atracones son de comida alta en grasas, azucares y ultraprocesados. Como hemos dicho, es un hambre con origen emocional, por lo que tu estado mental afecta definitivamente, no obstante, hay ciertos aspectos de nuestra dieta y hábitos diarios que podemos tener en cuenta para poder prevenirlo. Antes que nada, hay que tener claro que si padeces ansiedad o niveles altos de estrés, la mejor solución es acudir a un especialista que te ayude a gestionar esa tensión. Pero si quieres algunos consejos para prevenir la ansiedad por comer, en el siguiente articulo de Welthy té vamos a explicar algunos cambios sencillos que puedes introducir en tu día a día que te ayudarán para prevenir estos atracones calóricos.

Haz ejercicio

No es ningún secreto que practicar ejercicio es bueno para nuestra salud. Pero el deporte no solo hace que nos sintamos más sanos, sino que también tiene repercusiones en el bienestar emocional. Es por eso, que practicar ejercicio -da igual el que sea- es uno de los mejores remedios contra el estrés. A continuación te explicamos por qué:

· Libera endorfinas: tal y como te explicamos en nuestro artículo sobre la hormona de la felicidad, el deporte es una de las mejores medicinas para liberar el estrés. ¿Quién no ha sentido una oleada de felicidad mientras andaba por la montaña, jugando un partido de fútbol o después de una salida en bicicleta? Eso es porque la actividad física estimula la producción de endorfinas, un neurotransmisor que hace que nos sintamos bien.

· Una buena meditación: cuando hacemos deporte, sobre todo en aquellos en los que se requiere de concentración, olvidamos todo lo que nos pasa por la cabeza y nos centramos únicamente en aquello que tenemos delante. Este explica porque el ejercicio es tan buen remedio para mejorar nuestro estado de ánimo y evitar la ansiedad por comer.

· Mejor el estado anímico: hacer deporte nos afecta de muchas formas distintas. Algunas son muy visibles, por ejemplo, cuando empezamos a vernos fuertes o a sentirnos más ágiles. Otras quizás no se ven a simple vista, estamos más despiertos y dormimos mejor. El caso es que si sumamos todo lo que nos aporta, veremos que es una forma fácil y efectiva de mejorar nuestra confianza, nuestro estado de ánimo y encarar la vida con menos pesadez.

Evita el estrés

Sí, sabemos que nadie esta estresado por propia voluntad y que no es tan fácil conseguirlo como lo es decirlo. Muchas veces, nuestra rutina diaria y nuestras obligaciones laborales son las que nos llevan a una sensación de estrés y agobio y contra lo que no podemos controlar poco podemos hacer. No obstante, tienes a tu disposición muchas herramientas para que eso no te afecte tanto o, por lo menos, para que sepas como gestionar esa tensión, intentes rebajar la ansiedad y eliminar el estrés acumulado.

Respiraciones

La respiración está estrechamente relacionada con el estrés y la ansiedad. De hecho, desde la respiración se activan los mecanismos fisiológicos que llevan a esos estados. Cuando nuestro cuerpo se siente en alerta tiende a hiperventilar, eso es, a hacer respiraciones muy cortas y rápidas. Por el contrario, cuando estamos relajados, nuestra respiración se vuelve lenta y profunda. Cuando nuestro cuerpo hiperventila nos hace respirar mayor cantidad de oxígeno de la que nuestro cuerpo necesita, por lo que aparecen esos síntomas tan característicos: mareo, sensación de ahogo, palpitaciones… Es por eso que aprender a controlar nuestra respiración y hacer ejercicios para ello puede ser una muy buena forma de rebajar nuestros niveles de estrés, y de paso, evitar la ansiedad por comer. Respirar de forma profunda y relajada, hará que esos mecanismos de activación se desactiven, que el cuerpo se destense y que todo tu organismo vuelva a la normalidad.

Infusiones relajantes

Por todos es sabido de las propiedades relajantes de ciertas plantas. Sin ir más lejos, la valeriana o la tila son dos de las infusiones más habituales en este sentido. Tomarte infusiones de este tipo, sobretodo por la tarde, puede ser una buena forma de evitar la ansiedad por comer, que se suele manifestar por la tarde-noche. Pero tan importante como eso es evitar otros productos que intervienen directamente en nuestros niveles de estrés: tabaco, café o té son estimulantes que aumentarán tu ansiedad y de los que debes alejarte cuanto más mejor. Eliminar estos elementos de tu vida es de los mejores consejos para prevenir la ansiedad por comer que te podemos dar.

Practica yoga

Lo que hace pocos años se veía como una práctica oriental extraña, cada vez tiene más adeptos en nuestro país y es más popular. A día de hoy todos conocemos el yoga y son muchas las personas que lo practican no solo por sus bondades a nivel físico, sino también por la liberación mental que conlleva. El yoga es un tipo de ejercicio basado en posturas y estiramientos en el que la relajación mental tiene una importancia vital. Además, algo bueno del yoga es que se puede adaptar a cualquier nivel y persona por lo que cualquiera puede empezar a practicarlo. Con todo esto no podía faltar entre nuestros consejos para prevenir la ansiedad por comer.

Haz ejercicio

Te lo volvemos a recordar aquí por si no habíamos sido suficientemente claros en el apartado anterior. El deporte es una de las mejores y más eficaces formas de prevenir la ansiedad y bajar los niveles de estrés. Pero no solo es necesario para rebajar nuestra ansiedad, sino que junto a la alimentación es uno de los pilares fundamentales de un estilo de vida saludable.

Sigue una dieta saludable

Una alimentación deficiente o desordenada puede estar detrás de esa necesidad irrefrenable por comer. A parte de lo básico, como comer de forma equilibrada, evitar los azucares, el exceso de carne roja o los ultraprocesados, llevar una pauta de los horarios de comida puede hacer un gran cambio. Cuando estamos muchas horas son comer o llegamos con hambre a la siguiente toma acabamos por comer mas cantidad y comida de peor calidad. Es por eso que lo recomendable para evitar la ansiedad por comer es hacerlo cada menos horas una cantidad menor de comida. Lo ideal es realizar 5 ingestas diarias, y si entre ingesta e ingesta tienes hambre, optar por opciones más saludables para quitar el gusanillo como frutos secos o una pieza de fruta.

Organízate el menú semanal

Si llegas con hambre a casa para comer y no tienes nada pensado, lo normal es acabar optando por la opción mas fácil (que a menudo es la menos saludable). El hecho de tener una planificación clara de aquello que vamos a comer durante la semana, evita que caigamos en la tentación del fast food o los ultraprocesados. Si encima ya la tienes preparada, aún te será mas fácil ceñirte al plan. Si no tienes tiempo para ello, en Welthy estaremos encantados de ayudarte. Nuestros menús semanales a domicilio cumplen con todos los requisitos nutricionales que tu cuerpo necesita según el objetivo que desees. Además té ahorraras muchas horas a la semana para dedicarlas a tu familia o a lo que quieras. Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos en todo lo que podamos.