Cuando pensamos en la playa lo primero que nos viene a la cabeza es sol, agua, siesta, descanso y relax, y está bien que sea así. Pero, ¿sabías que hay muchos ejercicios para hacer en la playa este verano con los que podemos mantener nuestra rutina deportiva? Dependiendo de la hora del día a la que bajemos tendremos espacio suficiente, aire limpio y puro, y el agua esperándonos para refrescarnos una vez acabemos.

Si tienes la suerte de vivir cerca de la playa o quieres mantener tu nivel de actividad durante estas vacaciones estate atento, porque en el siguiente artículo de Welthy te traemos los mejores ejercicios para hacer deporte en la playa este verano.

Correr en la arena

Correr por la playa no es lo mismo que hacerlo en el asfalto. Las sensaciones son muy distintas y el gasto calórico es mucho mayor. Si las vacaciones se están empezando a notar en tu barriga, correr por la arena puede ser mucho más recomendable que hacerlo en el asfalto. Además, como lo hacemos descalzos la pisada es mucho más natural y se involucran más músculos. De este modo, podemos fortalecer más los cuádriceps, gemelos y tobillos. Por otro lado, el impacto es mucho menor, por lo que podemos prevenir más fácilmente las lesiones y las sobrecargas. Eso sí, ten en cuenta la deshidratación y el sol. El hecho de estar cerca del mar puede darnos una falsa sensación de frescor, pero siempre debemos tomar las precauciones necesarias, hidratarnos y no hacerlo durante las horas centrales del día. En el siguiente artículo te hablamos sobre la importancia del agua.

Correr en el agua

Si correr en la arena ya es mucho más cansado que correr en asfalto, hacerlo en el agua ya es llevar al máximo nuestra fuerza y resistencia. De entre los ejercicios para hacer en playa este verano, sin duda, es el top. Correr en el agua, además, nos ayuda a trabajar más otras partes del cuerpo, como los abdominales. Lo mejor es llevar unas zapatillas tipo cangrejeras para no pisar ninguna piedra o cristal al correr por la orilla. Como si se tratara del gimnasio, podemos aumentar o rebajar la resistencia según nos plazca: si quieres más resistencia deja que el agua te cubra más, si quieres ir más relajado acércate más a la arena.

Talón al glúteo y rodilla al pecho en el agua

Este ejercicio es de los más utilizados para hacer el calentamiento “en seco”, pero al hacerlo dentro del agua le sumamos equilibrio y más fuerza, por lo que se convierte en un ejercicio perfecto para nuestra rutina. Estando parado con un pie en el suelo, debemos ir desplazando la otra pierna de adelante hacia atrás, es decir, llevar el talón al glúteo y luego la rodilla hacia el pecho. Verás como la resistencia del agua hará que necesites más fuerza para completarlo. Lo ideal sería hacerlo durante 40 segundo, descansar otros 20, y repetir la serie 5 veces. Si notas que te cansas demasiado o que no puedes hacer el ejercicio al 100% rebaja los segundos y amplia el descanso.

Plancha

Lo bueno de la plancha es que mientras lo realizas puedes seguir tomando el sol. Un auténtico dos por uno, bronceado por arriba y tonificado por abajo. Para realizar este ejercicio clásico debemos estirarnos boca abajo con la espalda recta. A partir de esa posición apoyar el antebrazo en el suelo creando un ángulo de 90 grados con el hombre y apoyarnos con la punta de los pies manteniendo las piernas estiradas. Este ejercicio es de los más completos que existen y puedes ir alargándolo según te vayas sintiendo, por lo que cualquiera puede hacerlo.

Jumping Jacks

Este es otro de los ejercicios clásicos que te proponemos que y que al hacerlos en la playa te darán un plus. Para hacer jumping jacks simplemente debes ir saltando separando los brazos y las piernas a la vez. En la playa, saltar va a costar más ya que se te pondrá arena en los pies y dificultará el salto. Además, trabajarás mucho más los cuádriceps, los gemelos y los glúteos.

Burpees

Los burpees son un ejercicio muy completo, dado que trabajamos todos los grupos musculares. Para hacerlos debemos partir de pie, agacharnos y poner las manos en el suelo para que queden a la altura de los hombros. Una vez ahí tirar los pies para atrás hasta quedar en plancha, volver a subir y acabar con un salto. Para no acabar con la cara llena de arena es recomendable hacerlo encima de la toalla. También debes tener en cuenta que seguramente te va a costar más que hacerlo sobre suelo duro, así que haz un par de series de prueba para ver qué ritmo es el adecuado.

Flexiones

Las típicas flexiones son otro de los ejercicios para hacer en la playa este verano, sin movernos del sitio y sin molestar a los vecinos con la arena. Aunque seguro que las has hecho mil veces no está de más recordar que, para evitar lesiones, las flexiones siempre se deben hacer con los codos hacia fuera y manteniendo la espalda bien recta.

Natación

Obviamente no podíamos acabar este artículo sin mencionar uno de los principales deportes que podemos practicar en la playa: la natación. Eso sí, debemos ir con cuidado y tener en cuenta que el mar no es una piscina. Si no tienes la condición física y la preparación técnica necesaria para nadar con comodidad durante cierto tiempo, es mejor no aventurarse y quedarse cerca de la orilla. Para ir tranquilos y poder parar cuando estemos cansados, un buen consejo es ir bordeando la orilla, pero estando siempre cerca. Sin duda, eso es mejor que alejarnos mar a dentro, puesto que de ese modo cuando nos sintamos cansados podemos salir fácilmente.

Deportes acuáticos

En los últimos años se está viviendo un auténtico boom de los deportes acuáticos. Si hasta hace poco lo único que se veían en nuestras playas eran los patines de agua y algún que otro kayak, a día de hoy la oferta existente en casi cualquier playa de nuestro país es infinita: surf, kitesurf, windsurf, bodyboarding, remo. Lo cierto es que la mayoría de ellos requieren de cierta pericia y cuesta hacerlo bien en los primeros días. Pero no desfallezcas, no solo estarás haciendo un deporte muy completo, cuando lo domines seguro que serás la persona más admirada de la playa.

En este artículo te hemos dado 10 posibles opciones de ejercicios para hacer en la playa este verano, pero las posibilidades son infinitas. En la hora y momento adecuado, la playa es un lugar perfecto para practicar el deporte: aire puro, brisa fresca, espacio idóneo… y además tenemos el agua al lado para acabar la práctica con un buen chapuzón. Esperamos que te haya sido útil y que lo único en lo que te afecte el verano a la barriga es para que esté más definida. Y si aún no lo has hecho no olvides de leer nuestro artículo sobre los consejos para hacer deporte en verano, te damos todas las claves para practicar deporte sin poner en riesgo tu salud.