CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra

Total del carrito

Subtotal 0,00
Total 0,00
Alimentos con muchas vitaminas

Alimentos con muchas vitaminas

01/07/2022

¿Quieres conocer cuáles son los alimentos con muchas vitaminas para incluir en tu dieta? Para que el organismo funcione correctamente es necesario ingerir vitaminas. Esas sustancias velan por nuestra salud y potencian el bienestar. Si quieres obtener más información sobre los alimentos que cuentan con mayor aporte vitamínico, sigue leyendo este artículo de la Welthy Magazine y te pondremos al corriente de aquellos que no deben faltar en tu dieta diaria.

Alimentos con más vitaminas

Alimentos con más vitaminas

A la hora de cuidar nuestra alimentación, es preciso escoger los alimentos con mayor aporte de vitaminas. Esto no significa que siempre debas comer los mismos o ingerir mucha cantidad de uno en concreto. Lo más adecuado es contar con una dieta sana, variada y equilibrada. 

A continuación te vamos a nombrar algunos de los alimentos con muchas vitaminas para que la reserva de este tipo de micronutriente en tu cuerpo aumente significativamente:

  • Salmón. Es un alimento bastante interesante que velará por tu salud al contener ácido graso omega-3 y nutrientes esenciales que reducen el riesgo cardiovascular y protegen contra ciertas enfermedades. El salmón salvaje proporciona proteínas de elevada calidad, así como selenio, potasio, magnesio y multitud de vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, D y E). Además del salmón, te recomendamos que incluyas la trucha y el atún en tu dieta diaria.
  • Almendras. Los frutos secos son un magnífico aliado, aunque las nueces y las almendras tienen un alto contenido en vitaminas. En concreto, las vitaminas que contienen son B1, B2, B6 y E. Pese a ser muy calóricas, sí consumes un puñado de almendras, cada día te aportará múltiples beneficios. Y es que cuidará tu corazón y reducirá el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.
  • Aceite de oliva. El aceite de oliva proporciona vitamina K y es clave para acceder a la dieta mediterránea que se distingue por ser completa y equilibrada. Utilízalo como ingrediente habitual y adereza tus ensaladas y platos con él. La vitamina K tiene una función principal en nuestro cuerpo, como es metabolizar el calcio para que se acumule en los huesos, no en las arterias, donde puede acumularse y dificultar la circulación sanguínea.
  • Brócoli. El brócoli es otro de los alimentos con muchas vitaminas. Aporta vitamina C y es muy beneficioso para el sistema inmunológico. Esta verdura es muy ligera y baja en calorías, así que suele ser un alimento típico en las dietas de adelgazamiento. Posee un alto contenido en glucosinolatos, sustancia que minimiza el riesgo de parecer constipados. Eso sí, cuanto más crudo consumas el brócoli, mayor será su aporte de vitaminas.
  • Calabaza. La calabaza es una hortaliza otoñal y brinda un alto contenido en antioxidantes. Su consumo aportará a tu cuerpo vitaminas A, B, C y E. Su componente principal es el agua, por lo que no posee grasa sino fibra y minerales. 
  • Carne de cerdo. Este tipo de carne es rica en vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B5 y B6). Su ingesta ayuda a mantener un adecuado sistema inmunológico y evita la fatiga y el cansancio propios de la práctica deportiva. Los cortes más recomendados para consumir en el día a día por su gran cantidad de vitaminas son las paletillas de cerdo y las chuletas.
  • Espinacas. Las espinacas aportan un gran porcentaje de vitamina A. Además, poseen una gran cantidad de hierro y magnesio, de ahí que sean muy beneficiosas para el cuerpo humano. 
  • Patatas. Las patatas proporcionan vitamina C y gran parte de las vitaminas del grupo B, especialmente la vitamina B6. Asimismo, aportan magnesio, hierro, cobre, potasio y manganeso. Se trata de un alimento esencial en nuestra cocina, que permite ser cocinado de múltiples formas. Además, son muy fáciles de cultivar y solemos encontrarlas en los supermercados en cantidades abundantes. 
  • Pipas de girasol. Puede que no lo sepas, pero las pipas de girasol son ricas en vitaminas E y vitaminas del grupo B. Son antioxidantes naturales de efecto anticancerígeno, que evita que el colesterol termine acumulado en las arterias.
  • Zanahorias. Este otro alimento es fuente de vitaminas B3, E y K. Sus propiedades contribuyen a cuidar la vista y mantener la piel en perfecto estado. Lo mejor es consumirlas crudas para aprovechar el mayor número de nutrientes posible. Son ricas en betacaroteno y aportan minerales esenciales como el calcio, el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio.
  • Zumo de tomate. El zumo de tomate proporcionará a tu organismo vitaminas A y C. De hecho, este jugo cuenta con mayor proporción de vitamina C que un zumo de naranja.
¿Cuál es la fruta que contiene más vitaminas?

¿Cuál es la fruta que contiene más vitaminas?

Todas las frutas son sanas y contribuyen a mejorar nuestra salud. Ahora bien, alguna fruta contiene más vitaminas que otras y desde aquí vamos a nombrar algunas de ellas.

  • Kiwis. Algunos estudios han demostrado que el kiwi es la fruta más sana que existe. Si lo comparamos con la naranja, contiene el doble de vitamina C e incluso muchos más nutrientes que la manzana. Es fuente de fibra, ácido fólico, potasio, antioxidantes, oligoelementos, carotenoides y vitamina E. Previene diferentes tipos de cánceres, accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas, y contribuye a reducir el colesterol.
  • Mango. Esta fruta tropical aporta multitud de vitaminas, entre las que destacan las siguientes: Vitamina A, Vitamina B1, Vitamina B2, Vitamina B3, Vitamina B5, Vitamina B6, Vitamina B9, Vitamina C, Vitamina E y Vitamina K. Además de eso aporta grandes nutrientes en forma de calcio, potasio, hierro, sodio, fósforo, magnesio y zinc. Lo cierto es que el mango no debería faltar en nuestra dieta diaria al ser uno de los alimentos más antioxidantes y anticancerígenos que existen.
  • Papaya. Esta fruta tropical aporta diferentes vitaminas esenciales (A, B1, B2, B3, D y E). Es fuente de fibra y minerales como magnesio, hierro, yodo, fósforo, calcio, potasio y zinc. Además, es rico en licopeno, un tipo de pigmento también presente en la sandía o en el tomate que se convierte en vitamina A.
  • Aguacate. El aguacate es fuente de vitaminas, entre las que se incluyen vitamina B5, B6, B9 y E. Ciertamente es un alimento muy calórico, por lo que es necesario controlar su consumo y no excederse en el caso de las dietas de adelgazamiento. A pesar de todo, los especialistas en nutrición recomiendan consumir al menos medio aguacate diario para obtener sus vitaminas.
  • Orejones de albaricoque. Estos orejones son también alimentos con muchas vitaminas. Hablamos de albaricoques secos o deshidratados, que son fuente de vitamina A, B6, K y Betacaroteno. Las ciruelas deshidratadas también son una magnífica opción al ser ricas en antioxidantes, vitaminas y fibra. Ahora bien, es preciso moderar la ingesta de este tipo de fruta al ser rica en calorías y azúcar.
¿Cuáles son los alimentos que contienen más vitamina D?

¿Cuáles son los alimentos que contienen más vitamina D?

La vitamina D es esencial para mantener la salud de dientes y huesos. Facilita la absorción del calcio y del fósforo que se encuentra en los alimentos, y actúa en el desarrollo del tejido óseo. Este tipo de vitamina es fundamental para evitar la osteoporosis y mantener una buena capacidad muscular. 

La vitamina D previene la aparición de enfermedades tan graves como el Alzheimer o el cáncer, por eso desde aquí te vamos a mostrar los alimentos que contienen mayor proporción de vitamina D. Eso sí, debes tener en cuenta que el sol es la fuente principal de dónde obtendrás la mayor parte de vitamina D, por eso los expertos en salud recomiendan una exposición al sol de al menos 15 minutos al día, no sin proteger nuestra piel con cremas solares.

  • Aceite de hígado de bacalao. Este es uno de los alimentos con mayor proporción de vitamina D. De hecho, basta consumir una cucharada de aceite para cubrir gran parte de las necesidades diarias que necesita el cuerpo. Además, proporciona ácidos grasos omega-3 y vitamina A. 
  • Pescado azul. El pescado azul, como el atún, las sardinas, la caballa o el salmón, contienen vitamina D en abundancia, además de ser fuente de ácidos grasos Omega 3 y proteínas.
  • Marisco. Tanto las gambas, como las almejas y los langostinos, contienen vitamina D. Hablamos de alimentos más asequibles que forman parte de nuestra cocina diaria, aunque en general cualquier clase de marisco es rico en vitamina D, muy especialmente las ostras.
  • Hígado. Es otro alimento de origen animal que no puede faltar en tu alimentación diaria si quieres contribuir a tu ingesta de vitamina D. Incluye el hígado de conejo y el de ternera.
  • Lácteos. Tanto el queso como la mantequilla, los yogures enteros y la leche entera proporcionan vitamina D. Si optas por versiones desnatadas, escoge aquellas que estén enriquecidas con vitamina D.
  • Huevos. Los huevos ofrecen gran contenido en proteínas y son uno de los alimentos que cuentan con vitamina D. Ahora bien, la vitamina D se encuentra en la yema, así que si únicamente empleas las claras, no podrás aprovechar su aporte.
  • Setas. Las setas, hongos y champiñones son alimentos en los que encontrarás vitamina D. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que antes de consumirlos es recomendable ponerlos al sol al seguir transformando los rayos del sol en vitamina D.
  • Aguacate. El aguacate es fuente de vitamina D, incluso se dice que es perfecto para las personas veganas y vegetarianas que no consumen productos de origen animal. Sin embargo, esta afirmación no está suficientemente respaldada a nivel científico.

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Cuántas calorías debo consumir al día

    Como hemos comprobado muchas veces en el blog de Wetlhy, a menudo resulta imposible dar respuestas…

    LEER
  • Nutrición

    Por qué no puedo subir de peso

    Así como para aquellos que quieren bajar de peso les supone un gran esfuerzo cada kilo…

    LEER
  • Nutrición

    Cuál es la comida más sana del mundo

  • Nutrición

    Cómo evitar el estancamiento en la pérdida de peso

    Si has iniciado un cambio de hábitos, has empezado a comer de forma saludable y practicas…

    LEER