CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Beneficios del yoga para embarazadas

Beneficios del yoga para embarazadas

Nutricionista Luisa Castillo

17/07/2023

¡Descubre los beneficios del yoga para embarazadas! Lo cierto es que hacer deportes intensos puede ser arriesgado durante esta etapa y conviene cuidarse a todos los efectos más que nunca. No obstante, el yoga es una de las prácticas más recomendadas durante el embarazo, ya que tiene todos los ingredientes para ayudar a la mujer a mantener su cuerpo a punto durante todo el proceso.

Si estás pensado en practicar yoga prenatal, te adelantamos que seguramente vas por buen camino, ¡ofrece excelentes resultados! Y en este artículo de Welthy te lo contaremos todo sobre cómo hacerlo, el modo de empezar y sus incontables beneficios. 

¿Qué beneficios aporta la práctica del yoga?

La práctica de deporte durante el embarazo es a menudo un tema de controversia y gran preocupación entre las primerizas. Por un lado, existe la idea de que se debe guardar reposo y, por el otro, se anhela conservar la buena forma física durante ese largo periodo de la vida. 

El yoga es una disciplina conocida por conectar cuerpo y mente que arroja una gran cantidad de beneficios. Emplea diferentes posturas físicas y técnicas de respiración para mejorar la salud desde todos los puntos de vista posibles. Se desarrolló como algo espiritual hace miles de años, sin embargo, hoy se considera un excelente ejercicio físico y una práctica muy terapéutica.

Aquí te dejamos un repaso de los principales beneficios del yoga para embarazadas. 

La ansiedad y el estrés

El yoga usa diferentes técnicas de relajación, concentración y respiración que contribuyen a reducir la ansiedad y el estrés. Algunos estudios afirman que sus efectos son similares a los de las terapias con ansiolíticos, en este caso de una forma mucho más natural.

La calidad del sueño

El deporte en general favorece el sueño y contribuye a un descanso de mayor calidad. El yoga no es una excepción, ya que además nos muestra diferentes herramientas para entrar en un estado de relajación profunda que ayuda a combatir el insomnio.

El rendimiento

La práctica de esta disciplina proporciona a sus practicantes un espacio de desconexión y liberación. Cuando se practica de manera regular, puede ayudar considerablemente a mejorar el rendimiento en otros ámbitos como lo son el laboral y el académico. Mejora la concentración y, tal y como hemos mencionado anteriormente, actúa frente a esos generadores de estrés.

Huesos y músculos

El yoga va ejercitando los músculos de forma progresiva, por lo que no causa tantas molestias y periodos de agujetas como lo hacen otros deportes. Con el tiempo, los huesos son de mejor calidad gracias a estos ejercicios que evitan la acumulación de ácido láctico, y los músculos están en buen estado. Es un método de prevención ante dolencias comunes como la osteoporosis.

La flexibilidad

Aumentar la flexibilidad es otro de los beneficios del yoga para embarazadas. Empezar en la práctica del yoga puede parecer muy complejo si se observan las posturas que los yoguis son capaces de llevar a cabo. Sin embargo, con el paso del tiempo y una práctica regular, todas las personas van a mejorar su flexibilidad y podrán empezar a ejecutar algunas de ellas. 

Los dolores

Gracias a la mejora de la masa ósea y muscular, las técnicas de relajación y el entrenamiento, el yoga contribuye a paliar una gran cantidad de tipos de dolor. Desde aquellas molestias posturales del día a día, hasta aquellos dolores crónicos a causa de la artritis reumatoide, la ciática o la fibromialgia.

Terapia antiedad

Hacer yoga de manera regular puede ser una excelente terapia antiedad y nos ayuda a ralentizar el proceso degenerativo de nuestro cuerpo. Los músculos están en mejor estado, también la salud mental, el descanso y los huesos. Esto se notará tanto por dentro como por fuera y nos puede proporcionar una vejez más saludable.

Adiós calorías

Las personas que buscan un ejercicio suave para mantener la línea o para potenciar la dieta de adelgazamiento también encontrarán en el yoga a su gran aliado. Aunque no es un ejercicio intenso, lo cierto es que ayuda a quemar una gran cantidad de calorías, a mantener una vida activa y a perder esos kilos que nos están estorbando.

Las respiraciones

Las respiraciones que se aprenden durante las sesiones de yoga ayudan a oxigenar las células, a bajar el ritmo cardíaco y relajar todas las partes del cuerpo. Esto es muy beneficioso para el organismo y ayuda también en la gestión de los cambios emocionales en la vida diaria. Para las mujeres embarazadas, será algo crucial, pues se trata de una excelente preparación para el parto.

El colesterol

La reducción del colesterol también se considera uno de los mejores beneficios del yoga para embarazadas. La combinación entre el movimiento y el estado de relajación es lo que fomenta un buen equilibrio en el sistema nervioso. Esto hace que el yoga contribuya a obtener unos niveles de colesterol adecuados, entre otras cosas. También mejora la presión arterial y minimiza las posibilidades de acumular grasa en las arterias.

¿Cuándo se puede empezar a hacer yoga para embarazadas? 

Las embarazadas que se encuentren con ánimo y buena salud podrán empezar a hacer yoga desde el primer trimestre. Si queremos ir sobre seguro con esta práctica, se puede retrasar hasta la llegada del segundo trimestre.

Para las embarazadas, el yoga no solo trae las ventajas que hemos mencionado previamente. En este periodo de la vida ofrece ciertos beneficios específicos que son los siguientes:

  • Ayuda a reducir el dolor durante el parto.
  • Fomenta el sistema inmunológico y ayuda a combatir el estrés durante el embarazo.
  • Mejora la postura y disminuye el dolor de espalda propio de esta etapa.
  • Contribuye a tener las horas de sueño adecuadas durante el embarazo.
  • Mejora la conexión emocional con el bebé gracias a las respiraciones fuertes y la autoconsciencia corporal.

¿Qué posturas de yoga no hacer en el embarazo? 

El yoga es uno de los ejercicios indicados durante la etapa del embarazo y, como hemos visto, puede ser muy positivo en todo el proceso. Sin embargo, hay algunas recomendaciones para operar con seguridad en estos momentos y por ello lo más adecuado es intentar acudir a una clase que sea especializada en yoga para embarazadas.

Esto es lo que NO debes hacer:

  • Evitar los tipos de yoga que requieran grandes esfuerzos o un rendimiento físico intenso. Hay varias corrientes y, en estos casos, los aconsejados son el yoga prenatal o el hatha yoga.
  • Practicar yoga a temperaturas moderadas y con buena hidratación es fundamental para la seguridad durante el embarazo. Se deben evitar las clases de Bikram yoga que se lleva a cabo específicamente con temperaturas elevadas.
  • Se deben evitar todas las posturas que comprimen el vientre o que se centren en la zona abdominal.
  • Las posturas en las que hay que recostarse sobre la espalda tampoco están indicadas para las mujeres embarazadas.
  • En la práctica hay que buscar en todo momento la comodidad y el bienestar, no es momento de forzar el cuerpo.

¿Cómo hacer una clase de yoga para embarazadas?

El yoga para embarazadas o el yoga prenatal tiene su propio ritmo y está perfectamente adaptado a las necesidades de las mujeres durante este periodo. Pero, ¿cómo es una clase de este tipo? Te resumimos todas las partes de una sesión de principio a fin:

  • La respiración. Al principio de la clase se enseñan las técnicas de respiración, inhalando y exhalando de manera profunda. Si esta parte se va dominando con el avance de las clases, puede ser de gran ayuda para los momentos en los que falta el aliento durante el parto así como los episodios en los que hay contracciones.
  • Los estiramientos suaves. Se mueven con lentitud y control diferentes zonas del cuerpo para estirar los músculos y que estén preparados de cara a practicar diferentes posturas. Es una forma de calentamiento muy leve que también tiene beneficios de cara a las molestias que se puedan tener en diferentes zonas.
  • Las posturas. Cuando se entra en la fase de las posturas, se llevan a cabo diferentes ejercicios que son aptos para las mujeres embarazadas. Se ejecutan tanto de pie, como acostada o como sentada. Estos son los que van a ayudar a potenciar la flexibilidad, mejorar los músculos, el equilibrio y las diferentes facetas del cuerpo. Las posturas se ejecutan de forma cómoda y pausada, con la ayuda de esterillas y cojines que facilitan el bienestar en todo momento.
  • La relajación. Al final de la clase se vuelve al estado de respiración y frecuencia cardíaca normal, de una forma controlada y paulatina. En este punto entran diferentes ejercicios de respiración y adecuación del cuerpo para salir de la clase en un estado armónico.

Lo más adecuado para que el yoga sea todo lo eficiente que debe en el periodo del embarazo es acudir a las clases específicas de yoga prenatal. Habitualmente, los centros especializados cuentan con esta modalidad entre su oferta y esto también permite compartir la experiencia con otras mujeres en el mismo estado.

Para hacerlo con mayor seguridad, es conveniente consultar con el médico antes de empezar las sesiones. Los especialistas podrán indicar si es un ejercicio adecuado para ti, en qué intensidad y cuál será el trimestre más adecuado para empezar a practicar en tu caso. Lo común es que, si todo está correcto, no existan contraindicaciones para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dieta 1200 kcal para perder peso
E-BOOK

Dieta 1200 kcal para perder peso

MÁS INFO
  • triangle

    Dirigido a mujeres

  • circle

    Que quieren perder peso

  • rhomb

    Con todas las herramientas

TE PODRÍA GUSTAR

  • Coaching

    Hormona de la felicidad: Nombre y Cómo aumentarla

    La Hormona de la Felicidad existe y se puede aumentar de forma natural. ¡Te explicamos cómo!

    LEER
  • Nutrición

    ¿La fruta por la noche engorda?

    Con la importancia que tiene la dieta en nuestra salud resulta impactante la cantidad de bulos…

    LEER
  • Coaching

    Qué son los hábitos saludables y cuáles son

  • Nutrición

    Por qué no me apetece comer