CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Total del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Cómo dormir rápido cuando no tienes sueño

Cómo dormir rápido cuando no tienes sueño

18/05/2022 Última modificación: 16/02/2023

¿Quieres saber cómo dormir rápido cuando no tienes sueño? Seguramente, alguna vez te ha pasado que llevas todo el día pensando en que llegue la hora de dormir y cuando te metes en la cama el sueño se te evapora como si nunca hubiera existido. Esto puede resultar muy frustrante, y la ansiedad por querer dormirnos y aprovechar las horas de sueño puede hacer que aún resulte más complicado poder pegar ojo. Aunque parezca imposible, existen varias técnicas que puedes poner en práctica y que te ayudarán a dormir rápido cuando no tienes sueño. A continuación, en la Welthy Magazine te mostramos algunas de las más efectivas, dividiéndolas entre el grupo de ejercicios y consejos para antes de ir a dormir, y aquellos que podemos aplicar en el momento. ¡Vamos allá!

¿Cómo dormir cuando no tienes sueño?

¿Cómo dormir cuando no tienes sueño?

Aproximadamente un 40% de la población adulta duerme menos horas diarias de las recomendadas y en la mayoría de los casos es debido al insomnio. Pero, afortunadamente, esto puede cambiar gracias a algunas herramientas que podemos comenzar a poner en práctica. Sabemos que no es algo que cambie de un día para el otro, que requiere empeño y un cambio de hábitos global. Pero con la actitud adecuada y unos hábitos saludables se puede conseguir. De hecho, puedes empezar con lo que comes, ya que como explicamos este artículo, una parte del insomnio es por mala alimentación.

Lo segundo que tienes que hacer para poder dormir rápido es crear un ambiente propicio, para que tu cuerpo lo tenga más fácil para relajarse y tu mente pueda desconectar por completo. Ten en cuenta todos estos consejos.

Come ligero y pronto

Para dormir rápido cuando no tienes sueño es importante que optes cenar algo ligero dos horas antes de irte a dormir. De este modo, darás suficiente tiempo a que el cuerpo haga la digestión y ya no estará trabajando cuando te acuestes. 

En Welthy podemos ayudarte a conseguir una alimentación ideal para descansar, a través de nuestras dietas y menús saludables.

Apaga las pantallas después de cenar

Cuando hayas terminado de cenar, te recomendamos que dejes de hacer uso de todas las pantallas, puesto que estas emiten una luz azul que es muy perjudicial para conciliar el sueño. Te recomendamos que puedas cambiar tu serie de Netflix nocturna por la lectura de un buen libro.

Que tu habitación no esté caliente

Debes mantener tu habitación a una temperatura aproximada de 18 grados, ya sea verano o invierno. Esa es la temperatura ideal que necesita el cerebro para desconectar y el cuerpo para descansar. En caso de que sea verano y la temperatura sea superior, intenta mantener tu habitación ventilada durante la noche, pero no hagas uso del aire acondicionado.

El dormitorio debe estar completamente oscuro

Nuestro cuerpo comienza a producir melatonina (la hormona del sueño) cuando el ambiente está oscuro. Por eso es importante mantener la casa bien iluminada durante el día, para disfrutar de una buena energía, pero apagar todas las luces cuando vayamos a dormir. Vigila con los dispositivos que se quedan en modo descanso o con la luz de las farolas que entre por tu ventana.

Para comenzar a propiciar el sueño antes de meterte en la cama, puedes atenuar las luces una vez hayas acabado de cenar. De este modo irás preparando la melatonina suficiente para cuando te vayas a dormir.

Intenta que todo esté ordenado

El desorden provoca inestabilidad y estrés mental, aunque sea de forma inconsciente. En cambio, el orden es el mejor aliado de la paz y la tranquilidad. Por eso, para dormir rápido cuando no tienes sueño mantén tu dormitorio ordenado y antes de meterte en la cama guarda la ropa que has llevado ese mismo día para propiciar el descanso de tu mente.

Usa técnicas de relajación

Las técnicas de relajación te ayudarán a liberarte del estrés que hayas estado sufriendo a lo largo del día y prepararán tu cuerpo y tu mente para un buen descanso. En el siguiente punto te explicamos algunas técnicas que puedes comenzar a poner en práctica, cuando ya estés en la cama, preparado para dormir.

Cierra bien las puertas de casa

Comprueba todos aquellos pequeños detalles que pueden hacerte sentir inseguro una vez te metes en la cama. Revisa que las puertas de casa están cerradas, que el gas está apagado, que los grifos están cerrados, etc. Eso hará que tu mente no tenga pensamientos de alarma que pueden privarte de un buen descaso.

¿Qué hacer cuando no tienes sueño y tienes que dormir?

¿Qué hacer cuando no tienes sueño y tienes que dormir?

Una vez te hayas metido en la cama, es posible que te duermas automáticamente, si has seguido los consejos anteriores al pie de la letra. Pero si no es así, puedes hacer algún ejercicio de relajación que te ayudará a dormirte en menos de 5 minutos.

Visualización de la tranquilidad

El primer ejercicio que te mostramos consiste en evocar todos aquellos recuerdos y emociones positivas mientras estás en la cama, para que tu mente se relaje y pueda desconectar de los problemas del día a día. 

Sigue estos pasos para realizar este ejercicio de relajación:

  • Túmbate en la cama en una posición que sea cómoda para ti y cierra los ojos.
  • Comienza a respirar profundamente.
  • Intenta recordar o invéntate momentos en los que estuvieras en completa calma: tumbado en un prado verde, sentado en la orilla del mar, escuchando las olas, entre los brazos de alguien querido, etc.
  • Visualiza al máximo cada detalle. Intenta reconocer el color de las cosas, el olor que hacía, qué es lo que se escuchaba, etc.
  • Si lo deseas, para conseguir que esta técnica de relajación sea efectiva, puedes ayudarte de un poco de música.

Relajación muscular

Lo que busca esta técnica es llegar al estado de sueño profundo a través de la relajación de los músculos. Esta técnica asegura que toda nuestra tensión interna puede ser relajada a través de la parte física del cuerpo.

Sigue estos pasos para llevar a cabo este ejercicio de relajación y poder dormir rápido cuando no tienes sueño: 

  • Túmbate en la cama mirando hacia el techo y cierra los ojos.
  • Focalízate en tu respiración y deja que esta cada vez sea más profunda.
  • Entonces pondremos nuestra atención en los pies. Debes tensar al máximo cada uno de los músculos de los pies durante 10 segundos.
  • Pasado ese tiempo, deberás relajar la zona durante 10 segundos más, sin abandonar el control de tu respiración.
  • Repite este ejercicio con todas las partes del cuerpo, de manera ascendente, hasta llegar a la cara: piernas, glúteos, abdomen, brazos, espalda, etc.

Ahora ya conoces cuáles son las mejores técnicas para dormir rápido cuando no tienes sueño. Recuerda que la alimentación es uno de los factores principales para conseguir un descanso óptimo y en Welthy queremos ayudarte a llenar tus noches de tranquilidad y tus días de energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Cómo evitar el estancamiento en la pérdida de peso

    Si has iniciado un cambio de hábitos, has empezado a comer de forma saludable y practicas…

    LEER
  • Nutrición

    Qué comer en primavera

    El frío va desapareciendo, los días cada vez son más largos y el Sol asoma cada…

    LEER
  • Coaching

    Melatonina: la hormona del sueño

    El buen descanso es fundamental para recuperar la energía y mantener nuestro organismo en un estado…

    LEER
  • Nutrición

    Cómo comer saludable en verano

    Si hay una época en la que no apetece nada meterse en los fogones a cocinar…

    LEER