CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Cómo empezar en el gimnasio

Cómo empezar en el gimnasio

Nutricionista Luisa Castillo

08/10/2020 Última modificación: 22/11/2023

Una alimentación equilibrada y actividad física regular son los dos principales pilares sobre los que se sustenta una vida saludable, algo que explicamos en nuestro manifiesto. Hay muchas formas de mantener nuestro cuerpo activo y mejorar nuestra salud y, sin duda, ir al gimnasio es una de las más populares. Para los neófitos, entrar por primera vez en esa sala llena de máquinas y artilugios puede ser todo un choque. La vergüenza y el desconocimiento puede hacer que no sepamos por donde empezar ni a qué atenernos, es por eso que desde el blog de Welthy queremos darte una serie de consejos y trucos a tener en cuenta sobre cómo empezar en el gimnasio.

En este artículo no te hablaremos de rutinas, de objetivos ni de ejercicios concretos. Simplemente queremos explicarte una serie de puntos a valorar para que tu paso por el gimnasio se convierta en una relación duradera que mejore tu calidad de vida y tu salud. Aspectos que a menudo no se tienen en cuenta y que pueden marcar la diferencia entre dejar el gimnasio a la semana o que se convierta en algo indispensable en tu vida. ¡Sigue leyendo este artículo sobre cómo empezar en el gimnasio y te lo explicamos!

¿Cómo empezar el gimnasio por primera vez? 

¿Así que has decidido apuntarte a un gimnasio? Si es la primera vez que vas y no sabes dónde empezar, en Wetlhy queremos darte algunos consejos que te ayudarán a ubicarte y dar comienzo a tu rutina saludable en el gym:

Busca tu gimnasio ideal 

Lo primero que debes hacer para empezar en el gimnasio es buscar sitio que más se adapte a tu rutina diaria. ¿Vas a todos los lados andando? ¿Tienes tu trabajo cerca de casa y te sueles mover por el mismo barrio o pueblo? Asegúrate de que tu gimnasio se encuentre cerca de tu ruta habitual. Si sueles usar el coche, la moto o el transporte público, puedes elegir un gimnasio que se encuentre más lejos de tu casa. Aun así, siempre es mejor que se encuentre dentro del radio en el que te mueves habitualmente.

Es importante que los horarios de apertura y cierre del gimnasio también entren dentro de tu día a día, además de tener en cuenta el tipo de instalaciones y clases que ofrecen para que no te encuentres con sorpresas una vez te hayas apuntado. 

Infórmate sobre tu rutina inicial 

¿Qué tipo de ejercicio debo hacer si empiezo en el gimnasio por primera vez? Esto dependerá de tus objetivos iniciales y de tu condición física como principiante en un gimnasio. Es por esta razón que te recomendamos que un entrenado o instructor te presente las opciones que tienes para empezar tu rutina en el gimnasio, te enseñe cómo funcione las máquinas y te dé una pauta para que empieces con buen pie. ¡No tengas vergüenza de preguntar! Los trabajadores del gym están allí para ayudarte. 

¿Clases o sala? 

¿Es mejor empezar con clases o haciendo ejercicios en la sala de máquinas? De nuevo, esto dependerá de tus objetivos. Cierto es que las clases como Body Pump, GAP, Abdominales, spinning o entrenamientos mixtos te pueden dar una buena base para saber cómo usar los instrumentos de tu gimnasio y aprender ejercicios específicos que después puedes repetir por tu cuenta en la sala. Además, conocer otros compañeros y compañeras como tú ayudará en tu motivación para seguir acudiendo. Asimismo, recuerda que en la sala los instructores también pueden ayudar a empezar tu rutina del gimnasio y hacer un buen seguimiento de tu progreso. Todo depende de lo que a ti te guste hacer y de tus objetivos personales a medio y largo plazo. 

¿Qué llevar al gimnasio si es la primera vez que vas? 

En tu bolsa de gimnasio no deben faltar las siguientes prendas y accesorios: 

  • Sujetador deportivo (mujer)
  • Ropa interior para cambiarse después del ejercicio
  • Calcetines que como mínimo cubran el tendón de Aquiles, para evitar rozaduras con las zapatillas
  • Zapatillas tipo tenis, resistentes, pero que no pesen demasiado 
  • Botella de agua 
  • Toalla pequeña para el sudor
  • Toalla grande para la ducha, además de champús y gel

Hay otros elementos que puedes llevar contigo dependiendo de la actividad específica que vas a llevar a cabo, como pueden ser guantes de gimnasio o muñequeras si vas a levantar pesas, el cinturón lumbar o similares. 

Cosas que debes tener en cuenta para empezar en el gimnasio y no abandonar

Ahora que ya tienes los básicos para empezar en el gimnasio, te queremos dar algunos consejos para que este nuevo inicio se convierta en parte de tu nueva rutina y tus intenciones se cumplan. Sigue estos consejos simples para que pases de principiante en el gym a asistente habitual. 

No te obsesiones con tus objetivos

Perder peso, ganar masa muscular, tonificar… Las razones objetivas para ir al gimnasio y conseguir mejorar tu cuerpo pueden ser muchas y muy variadas. No obstante, aunque es bueno marcarse unas metas e intentar conseguirlas, no debes obsesionarte con ellas. Lo primordial y más importante es que hacer ejercicio es indispensable para llevar una vida más saludable. El ejercicio va a repercutir en tu estado físico, pero también en tu estado anímico, y todo ello se va a notar en tu salud. De este modo, aunque en las primeras semanas no notes un cambio evidente en tu cuerpo, debes tener claro que tu salud está mejorando y que es algo bueno. Recuerda que ver resultados del ejercicio depende de cada persona, de su edad, estado físico y metabolismo, así que no le dés demasiadas vueltas y sigue adelante. 

Márcate un calendario y un horario fijo

Antes de apuntarte a un gimnasio es importante que decidas los días y las horas a las que irás. Aunque parezca una tontería, esta falta de planificación es lo que provoca que mucha gente deje su práctica deportiva al cabo de poco tiempo. ¿Qué días irás y qué días descansarás? ¿Qué horario vas a hacer? ¿Cuántas horas le dedicarás a la semana? Tener todo esto previsto y anticipado te ayudará a poder planificar el resto de actividades y vida social. Además, durante las primeras semanas será muy importante que lo sigas al pie de la letra. Es durante los primeros días que estás creando el hábito, una vez haya pasado cierto tiempo y lo hayas integrado a tu rutina, ir al gimnasio y hacer tus ejercicios, te va a salir solo sin ningún tipo de esfuerzo.

Déjate ayudar

La máxima del principiante, sea en el campo que sea, es que debe dejarse asesorar y ayudar. Es por eso que antes de inscribirte en ningún gimnasio, primero te asegures de que las instalaciones son apropiadas, el material es de calidad y que puedes tener instructores a tu disposición.

Precisamente, esta es una de las ideas fundacionales de Welthy: queremos ser una ayuda. Entendemos que la vida saludable es algo global; alimentación, deporte, bienestar emocional. No solo creamos menús saludables para conseguir objetivos, sino que queremos ser tu ayudante en el objetivo de llevar una vida más saludable.

Evita lesiones y sobrecargas

Si es la primera vez que pisas un gimnasio o si has estado mucho tiempo sin entrenar, es importante tener presente que tienes más probabilidades de sobrecargar los músculos y sufrir alguna lesión que te haga suspender tu rutina de entrenamientos. Con el objetivo de evitar lesiones inoportunas que puedan impedirte seguir tus ejercicios, debes considerar una serie de puntos que te pueden ser muy útiles:

  • Mantente constantemente hidratado. En este artículo del blog de Welthy te explicamos la importancia del agua para nuestro cuerpo, sobretodo a la hora de hacer ejercicio.
  • Calienta antes y después de cada ejercicio. Unos minutos de calentamiento para poner los músculos a tono pueden ser la diferencia entre lesionarse o no.
  • Durante las primeras semanas, si no tienes una rutina preparada por un profesional, intenta focalizar los ejercicios en músculos concretos y no en grupos musculares. De este modo, evitarás entrenar doblemente algún músculo y provocar alguna sobrecarga.
  • Evita un exceso de entrenamiento. Nuestro cuerpo tiene sus tempos y también necesita descansar para poder mejorar. A menudo, entrenar más no significa entrenar mejor ni obtener más resultados.

Aumenta el ritmo de forma gradual

Esto está estrechamente relacionado con lo que explicábamos en el punto anterior. Si hace mucho que no haces ejercicio, no puedes pretender hacer el primer día todo lo que no has hecho en años. De hecho, hacerlo es la forma más fácil de lesionarse, desmotivarse y abandonar el gimnasio.

Durante las primeras semanas tu rutina debe ser sencilla. Por un lado, esto ayudará a no cansarte, prevenir agujetas y poder estar disponible para el siguiente entrenamiento. Pero, por otro lado, seguir el ritmo de tu cuerpo será la mejor forma para mantener la moral alta y ver que puedes cumplir con lo que te propones.

Con el paso de los entrenamientos podrás ir aumentando la carga y, al cabo de unas semanas, echarás las vista atrás y te sorprenderás de las mejorías que has hecho sin apenas haberte dado cuenta.

Cuida tu alimentación

Como hemos ido repitiendo a lo largo de este artículo, empezar en el gimnasio no es suficiente para llevar una vida saludable y alcanzar tus objetivos. Según varios estudios, incluyendo el estudio por Karsten Koehler y Clemens Drenowatz de 2019 sobre el rol de la nutrición en la actividad física (Koehler K, Drenowatz C. Integrated Role of Nutrition and Physical Activity for Lifelong Health. Nutrients. 2019 Jun 26;11(7):1437. doi: 10.3390/nu11071437. PMID: 31247924; PMCID: PMC6682932.), tu alimentación ayudará en varios factores que determinarán tu éxito y evolución: 

  • Ayuda a la regeneración de los músculos. 
  • Ayuda a regular la inflamación post-ejercicio
  • Previene enfermedades metabólicas
  • Mejora la composición de tu cuerpo

Para más detalles acerca de este punto, te recomendamos nuestro artículos sobre qué comer después del entrenamiento, donde encontrarás una lista de alimentos ayudarán a potenciar los beneficios de tu sesión de gimnasio. 

Mantén la confianza y la motivación

Sea cual sea tu objetivo, es indispensable mantener la moral alta y seguir con ganas de mejorar. Para ello, debemos ver que lo que estamos haciendo funciona, pero aunque durante los primeros días quizás no lo notes, debes ser consciente que aquello que estás haciendo te está sirviendo. Encontrar la manera más eficaz para motivarse para hacer ejercicio es primordial, ya sea con la ayuda de un compañero de gym, con frases motivacionales o marcándote un calendario realista de objetivos. Desde Welthy también podemos ayudarte, no solo con nuestros menús saludables digitales, sino con el control nutricional y los consejos para que tu ejercicio y tu alimentación vayan de la mano en la consecución de los objetivos. Con una alimentación acorde, lo que te has propuesto será mucho más fácil de conseguir, de modo que vas a notar los cambios antes y tu motivación irá al alza.

Ahora que ya sabes cómo empezar en el gimnasio, solo es cuestión de ponerse manos a la obra. Sabemos que en ciertos momentos va a ser difícil vencer la pereza, que en ocasiones resultará complicado ver el fin del ejercicio, pero no olvides que todo esto es para bien. ¡Confiamos en ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dieta 1200 kcal para perder peso
E-BOOK

Dieta 1200 kcal para perder peso

MÁS INFO
  • triangle

    Dirigido a mujeres

  • circle

    Que quieren perder peso

  • rhomb

    Con todas las herramientas

TE PODRÍA GUSTAR

  • Fitness

    ¿Es mejor hacer ejercicio antes o después de comer?

  • Nutrición

    ¿Por qué no pierdo peso haciendo dieta?

    Comer de forma equilibrada y hacer ejercicio son los dos pilares fundamentales de un estilo de…

    LEER
  • Nutrición

    Qué cantidad de whey protein debo tomar

  • Desayunos con avena para adelgazar

    La avena es uno de los alimentos más sanos y populares en las dietas de pérdida…

    LEER