CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Cómo hacer para que los niños se coman las verduras

Cómo hacer para que los niños se coman las verduras

Nutricionista Luisa Castillo

11/05/2023

Las verduras tienen un gran aporte de calcio para nuestro organismo y los niños son especialmente sensibles al sabor de este mineral. El calcio tiene un sabor amargo, que cuando somos adultos ya no notamos, pero que hace que los más pequeños rechacen las verduras con solo verlas en su plato. Todo esto ya lo explicamos en el artículo sobre por qué no me gustan las verduras. Pero es importante que, aunque no les guste el sabor, acostumbremos a los niños a comerse las verduras. A continuación en Welthy te mostramos cómo hacer para que los niños se coman las verduras con algunas técnicas que puedes probar en casa.

¿Qué hacer cuando un niño no quiere comer verduras?

¿Qué hacer cuando un niño no quiere comer verduras?

Antes que nada, si tu hijo no quiere comer verduras, no desesperes, es normal. Todas las familias sufren lo mismo, así que debes saber que no estás solo. 

Pero sí que es cierto que no es una actitud que puedas dejar pasar, sino que tienes que ponerte manos a la obra y poner en práctica estas herramientas, para conseguir que tus hijos se alimenten de forma saludable.

Si quieres que los niños se coman las verduras, toma nota de estos consejos

Sé tú su primer ejemplo

La manera de aprendizaje principal de los niños es a través del ejemplo. Si ven que tú disfrutas con cada bocado de verdura que te llevas a la boca o que siempre que tienes hambre decides picar una pieza de fruta, ellos también lo harán. El ejemplo de los padres es esencial para que los niños coman verduras.

Un buen consejo para conseguir dar este ejemplo es comer en familia. Cenad todos juntos, para que puedan verte comer saludable, además de poder tener buenas conversaciones en la mesa.

Nunca le obligues

Obligar a un niño a hacer algo, solamente hace que este genere un rechazo hacia esto. De manera que tenemos que dialogar con ellos para que tomen sus propias decisiones y coman la cantidad de hortalizas que ellos crean necesaria, siempre teniendo en cuenta nuestra supervisión.

Un niño no consume la misma cantidad de alimento que un adulto, así que no le hagas dejar su plato limpio, sino que dale la libertad de comer hasta que se sienta satisfecho.

No tires la toalla

Algunas familias comienzan con muy buenas intenciones para hacer que sus hijos coman hortalizas, pero a la primera que no ven resultados tiran la toalla. Piensa que un alimento tiene que ser comido entre 10 y 15 veces para ser normalizado por el cuerpo, así que sigue insistiendo hasta que lo consigas.

Cocina la misma verdura de varias maneras diferentes para saber cuál es la que le gusta más a tu hijo y espera a que este la acepte como parte de su alimentación.

Cocina con tu hijo

Cocinar con tu hijo puede significar un momento de unión y de aprendizaje para los dos, pero también puede tener beneficios mucho más allá. Preparar una receta, que contenga vegetales, puede hacer que tu hijo se interese por estos alimentos y que tenga ganas de probarlos.

Además, cada vez que note ese sabor, le vendrá a la mente esa tarde que pasasteis juntos y ese alimento será asociado automáticamente con un sentimiento positivo.

No negocies con el postre

Todos conocemos o hemos dicho la típica frase de “si te comes las verduras, te daré el postre que te apetezca”. Ese es uno de los errores más grandes, ya que estamos poniendo a las hortalizas al nivel del castigo y al azúcar al nivel del premio o la recompensa. Ese es uno de los principales consejos que te ayudarán a que tu hijo coma verdura.

Ponle la verdura en el plato e insiste para que se la coma, si no lo hace puedes servirle el segundo plato y el postre con normalidad. Vuelve a intentarlo al día siguiente e insiste hasta que tu hijo decida comer las hortalizas por sí mismo.

Cocina todas tus recetas con verduras

Debes conseguir que la verdura no sea el plato odiado por todos en casa y que toca una vez a la semana, sino que los vegetales deben estar presentes en todas tus recetas. Por ejemplo, prepara los macarrones con carne picada y verduras troceadas, añade una hoja de lechuga al bocadillo de tus hijos o haz un pastel de zanahoria en vez de chocolate.

Si incorporas las verduras en cada comida, los más pequeños acabarán aceptándolas como algo normal en su dieta y conseguirás que ingieran la cantidad de vitaminas al día que necesitan.

Varía las recetas de verduras, para que sean platos originales

Otro de los tips para que los niños se coman las verduras es que ofrezcas un menú variado. Puedes hacer la verdura hervida, al vapor, salteada, cocida, etc. No te quedes siempre con la misma opción, sino que deja volar tu imaginación e incluye las verduras en recetas originales. Además, puedes probar estrategias como presentar la verdura chafada en el plato con una forma original: una cara sonriente, un coche, un cohete, etc. Seguro que tus hijos están deseando que vuelva a tocar verdura para ver cuál es la idea sorprendente que se te ocurre esta vez en tu mezcla de sabores, texturas y formas.

¿Cómo hago para que mi hijo coma verduras?

¿Cómo hago para que mi hijo coma verduras?

Todos coincidimos en que es muy saludable comer verduras y en que estos alimentos son muy beneficiosos para nuestra salud. Pero, ¿cómo podemos ponernos prácticos y conseguir que nuestros hijos comiencen a consumir estos vegetales que les ayudarán a tener una salud de hierro cuando sean mayores?

Te mostramos algunos consejos prácticos que podrás comenzar a introducir en tu casa desde hoy. Elige el que mejor funcione con tus hijos o combina algunos de ellos hasta dar con la solución ideal para tu casa:

  • Corta y lava la fruta cuando la traigas del supermercado. Mantenla siempre en la nevera a la vista de todos y así cuando tus hijos tengan hambre, lo primero que les vendrá a la mente es esa fruta fresca y sabrosa que ya está preparada para comer.
  • Cuando sirvas ensalada en casa, deja que cada uno se sirva su propio aderezo. De este modo se harán la ensalada a su gusto y se sentirán mejor mientras la están comiendo. Puedes aderezarla con sal, aceite, vinagre, limón, vinagreta, etc.
  • Haz recetas vegetarianas en las que sustituyes el uso de carne por algún alimento vegetal como el tofu, la soja texturizada, etc. Ellos prácticamente no notarán la diferencia. Es importante que les expliques lo que han comido cuando creas oportuno, para que se den cuenta de que comer sano también puede ser sabroso.
  • Añade una pequeña pieza de fruta o verdura en cada desayuno y merienda de tus hijos, para que vayan acostumbrándose cada vez más al sabor y a la necesidad de sus vitaminas. Puedes añadir fruta a los cereales o una pequeña fruta que acompañe la merienda después de salir del colegio.
  • Asegúrate de que comen verdura cada día. El día que toque verdura no debe ser un día especial, sino que debe ser la rutina. Los fines de semana también son un buen momento para que tus hijos consuman hortalizas y que de este modo no las vinculen como algo obligatorio que pueden saltarse los días de fiesta, sino como algo beneficioso para ellos.
¿Qué le dirías a un niño para que consuma verduras?

¿Qué le dirías a un niño para que consuma verduras?

Un niño es capaz de razonar lógicamente, siempre se le proponga un problema adaptado a su nivel. Del mismo modo, también sabe perfectamente lo que le conviene y lo que no, pero están en una edad en la que tienen que encontrar sus límites en todo lo que hacen y, como padre, tienes que estar allí para mostrárselos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que las frases “porque sí” o “porque lo digo yo” forman parte del pasado y lo que funciona mejor con los niños es explicarles los porqués reales. Siéntate con tu hijo para tener una conversación importante y explícale en qué va a beneficiar la verdura para su salud. Siempre adaptándote al lenguaje que él pueda entender, pero sin tratarlo como más pequeño de lo que es.

Las verduras aportan vitaminas A y C, entre otras, que nos ayudan a mantener nuestro cuerpo inmune ante posibles infecciones. Además, contiene minerales como hierro, zinc, potasio, calcio y magnesio que son imprescindibles para que nuestro cuerpo pueda realizar todas las funciones correctamente.

Su alto contenido de agua, nos ayudará a mantenernos siempre hidratados para que el cuerpo pueda efectuar correctamente sus funciones celulares. Y el alto contenido en fibra nos permitirá regularizar nuestro tránsito intestinal, para que no tengamos problemas digestivos ni estreñimiento.

Otro beneficio de las hortalizas es que aportan potasio a nuestro cuerpo y tienen un bajo contenido en sodio, lo que hará que disfrutemos de una vida sin hinchazón, retención de líquidos o hipertensión. Los vegetales son bajos en calorías, así que son ideales para mantener una dieta saludable y ser capaces de controlar nuestro peso.

Ahora ya tienes algunos consejos que pueden ayudarte a saber cómo puedes hacer para que los niños se coman las verduras. En Welthy siempre buscamos lo mejor para tu salud y por eso ofrecemos planes nutricionales semanales que se basan en el consumo de vegetales, para ayudaros a tener una mejor calidad de vida a ti y a tu familia. Pero con nuestras recetas, logramos crear platos espectaculares que no te haran pensar que estás siguiendo una dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dieta 1200 kcal para perder peso
E-BOOK

Dieta 1200 kcal para perder peso

MÁS INFO
  • triangle

    Dirigido a mujeres

  • circle

    Que quieren perder peso

  • rhomb

    Con todas las herramientas

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    ¿Por qué me hincho después de comer?

  • Nutrición

    Alimentos con muchas vitaminas

  • Nutrición

    ¿Por qué da hipo después de comer?

  • Nutrición

    Desayunos para ganar masa muscular