CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Cuántas veces es normal orinar al día

Cuántas veces es normal orinar al día

Nutricionista Luisa Castillo

30/09/2022 Última modificación: 15/12/2023

“¿Cuántas veces es normal orinar al día?”. Si alguna vez te has hecho esta pregunta, estás en el lugar indicado. En Welthy vamos a tratar de responder a una pregunta que es posible que te hayas hecho alguna vez. En realidad, la frecuencia con la que lo haces puede ser un signo evidente de tu salud. Ten en cuenta que es algo normal que empieza nada más nacer y continúa durante todos los años de nuestra vida. 

En un período de 24 horas, una persona puede orinar de 4 a 10 veces al día, lo que no significa que un día determinado pueda orinar más o menos. Y es que la cantidad de orina va a depender de diversos elementos, como la edad, la cantidad de líquido ingerida, el uso de medicamentos, el tamaño de la vejiga o ciertas patologías como la infección del tracto urinario.

¿Cuántas veces se orina en 24 horas?

¿Cuántas veces se orina en 24 horas?

Si quieres saber cuántas veces es normal orinar al día, tienes que tener en cuenta que depende mucho del organismo de cada persona. Algunas personas acuden al baño más veces que otras, todo depende de cada persona y sus circunstancias. De hecho, hay personas que van más veces por la mañana, mientras que otras lo hacen a lo largo del día e incluso es posible levantarse durante la madrugada. 

Como ya hemos mencionado anteriormente, la mayoría de las personas orina de 4 a 10 veces en 24 horas. Sin embargo, no podemos hablar de un número correcto de veces porque es algo que está influenciado por múltiples factores. No solo dependerá de la cantidad de líquido consumido a lo largo del día, sino de otros elementos como es el caso de la cafeína y el alcohol, que irritan la vejiga aumentando el estímulo de miccionar. 

Algunos pacientes sufren de vejiga hiperactiva, patología en la que se contraen de forma involuntaria los músculos de la vejiga, haciendo que deban acudir al baño con cierta urgencia. En los casos más graves, la persona no puede llegar a tiempo y tiene momentos de incontinencia urgente. Ahora bien, estos casos pueden tratarse adecuadamente con el uso de medicación.

La sensibilidad también es un factor clave a tener en cuenta. Ante cualquier estimulación, algunas personas deben acudir al baño, mientras que otras no tienen esa necesidad al no sentir que su vejiga esté llena.

También hay pacientes que responden a ciertos estímulos externos, algo que les provoca acudir al baño con más regularidad:

  • Por ejemplo, el estrés puede ser un condicionante. 
  • La ingesta de bebidas gaseosas o café. 
  • Incluso ante un cambio de temperatura (de caliente a frío). 

En estos casos, la mayoría de las personas conviven con este tipo de problema sin darle importancia, aunque otras utilizan terapias de comportamiento adecuadas para tratar de mejorar. 

Lo que está claro es que cuanto más hinchada esté la vejiga, mayor será la activación del mecanismo muscular. Por lo tanto, para una persona sana que bebe unos 2 litros de agua al día, lo habitual es ir al baño cada 4 horas, aunque como ya hemos mencionado depende de muchas circunstancias. 

Eso sí, debemos tener cuidado de no aguantarnos demasiado. Hacerlo únicamente por la mañana o por la noche puede repercutir en la frecuencia de micción. Si hacemos que la vejiga se llene excesivamente, los músculos encontrarán dificultades para trabajar cuando deben hacerlo. En estos casos, las personas que hayan bebido suficiente líquido y no necesiten ir al baño con esa frecuencia, deberán intentarlo precisamente cada 4 horas para recuperar la normalidad. 

Lógicamente, cuanto mayor sea la ingesta de agua, mayor será el número de visitas al baño. Ahora bien, si esto te provoca levantarte alguna vez por la noche, puedes reducir la cantidad de líquido ingerido a partir de cierta hora. Haz la prueba y contrólate tú mismo para cumplir con esta regla de micción.

¿Qué pasa cuando se orina mucho?

¿Qué pasa cuando se orina mucho?

Ciertamente, una persona que tiene la necesidad de orinar constantemente puede resultar bastante molesto. Muchas personas sufren de frecuencia urinaria, la cual se hace latente cuando tienen que orinar más de 10 veces en un período de 24 horas. El problema es aún mayor cuando existe una necesidad urgente de orinar que impide desenvolverse en el trabajo con normalidad e incluso dormir o realizar cualquier actividad social normal. 

Existen muchas circunstancias que pueden explicar la frecuencia urinaria. Algunas de ellas afectan por igual tanto a hombres como a mujeres, mientras que otros factores afectan más a un género que a otro. 

En el caso de las mujeres embarazadas, la necesidad de orinar aumenta por una razón muy sencilla: al crecer el útero, la presión en la vejiga es mayor y tiene lugar un aumento de producción de orina. Ahora bien, es algo que se resuelve después de varias semanas tras dar a luz.

De cualquier forma, las causas de la frecuencia urinaria son múltiples, dentro de las que destacan las siguientes: 

  • Estreñimiento. La opresión de la vejiga puede ser consecuencia de la retención de excremento en el colon, lo que puede aumentar la frecuencia con la que orinamos e incluso provocar incontinencia urinaria. 
  • Infección urinaria. Esta patología hace que se inflame el revestimiento de las vías urinarias, provocando el aumento de micción.
  • Síndrome de vejiga dolorosa o cistitis. Esta patología crónica inflama las paredes de la vejiga. 
  • Cálculos en los riñones o en la vejiga. Tienen lugar tras la acumulación de minerales, algo que irrita la pared de la vejiga y obstruye el flujo de la orina.
  • Diabetes. Si una persona presenta un nivel de glucosa alto como consecuencia de la diabetes, puede acarrear frecuencia urinaria. 
  • Vaginitis. Cuándo existe una infección o irritación de la vagina, la uretra puede irritarse al mismo tiempo, dando lugar al aumento de micciones.
  • Próstata agrandada. A medida que el hombre envejece, la próstata se hace más grande, oprimiendo la uretra. Esto hace que pierda la capacidad de vaciar la vejiga por completo, pues sentirá la necesidad de acudir más veces al baño.
  • Efectos secundarios de medicamentos. Algunos medicamentos utilizados para tratar la presión arterial alta, pueden causar frecuencia urinaria.
  • Obesidad. El sobrepeso también puede ser otro factor que explique el aumento de micciones al aumentar la presión en la vejiga. 
  • Cáncer y otras patologías. Los tumores pélvicos y el cáncer de vejiga pueden provocar frecuencia urinaria. Asimismo, otras enfermedades neurológicas que dificultan las señales enviadas desde el cerebro a la vejiga, como es el caso de los derrames cerebrales. También se ha relacionado la ansiedad con la necesidad de orinar con mayor frecuencia. 
  • Factores de estilo de vida. La frecuencia urinaria también puede ser causada por la ingesta de muchos líquidos, de comidas picantes que irritan la vejiga y de ciertos alimentos o bebidas diuréticas.

Qué pasa si orino más de 10 veces al día

Lo normal es orinar entre 4 y 10 veces al día. Se trata de un número aproximado de micciones que, según los especialistas, se encuentra dentro de los parámetros normales, siempre y cuando esta frecuencia no dificulte la calidad de vida de la persona. 

Cuando una persona orina más de 10 veces al día, pueden existir ciertos factores que aumenten ese rango. Hemos hablado de algunos de ellos: la edad, el sexo, los medicamentos o las enfermedades. 

Si la persona tiene cierta urgencia para ir al baño y el número de veces que orina a lo largo del día es excesivo, puede existir un problema de fondo que no hay que pasar por alto y que conviene vigilar. De ese modo, será preciso acudir al médico y descartar cualquier patología. 

Sea como sea, algunos de los síntomas que pueden explicar el aumento de micciones y por los que deberíamos de visitar a nuestro médico, son los siguientes:

  • Dificultad para orinar, dolor al orinar
  • Orina de olor intenso
  • Fiebre
  • Dolor de espalda
  • Escapes de orina 
  • Sangre en la orina

Si vas al baño más de 10 veces al día, puede que se trate de una simple infección que hay que tratar. Sin embargo, también podría deberse a un problema más severo que debería ser diagnosticado por un profesional de la salud para tratar de frenarlo cuanto antes.

Qué pasa si orino más de 20 veces al día

En los casos en los que se orina muchas veces, hasta el punto de convertirse en una situación molesta, es primordial acudir a un especialista para descartar problemas más graves como cáncer. 

De cualquier forma, algunas personas aseguran que realmente acuden al baño más de 20 veces al día sin advertir que eso sea anormal. Ahora bien, mientras que en algunos casos puede tratarse de una vejiga hiperactiva, en otros puede tratarse de un problema subyacente que hay que tratar. Por esa razón es clave ir a revisión médica para conocer el problema y su nivel de gravedad. Y es que los tratamientos pueden ser múltiples, desde los cambios de nuestro estilo de vida hasta la medicación, pasando por cirugía o fisioterapia.

En el caso del síndrome de la vejiga hiperactiva, los médicos suelen recomendar ejercicios pélvicos y técnicas de distracción para aguantar todo lo que sea posible hasta que la persona necesite ir al baño con cierta urgencia. Por ejemplo, es posible cantar una canción o identificar todos los elementos redondos que existen en una habitación. La idea es hacer que nuestro cerebro tome el control y enseñar a la vejiga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Coaching

    Hormona de la felicidad: Nombre y Cómo aumentarla

    La Hormona de la Felicidad existe y se puede aumentar de forma natural. ¡Te explicamos cómo!

    LEER
  • Nutrición

    Cuál es la leche vegetal más parecida a la de vaca en sabor

  • Nutrición

    Comidas con hierro para la anemia

  • Nutrición

    Qué comer cuando tienes gases

    ¿Quieres saber qué comer cuando tienes gases? Los gases son una condición de salud que afecta…

    LEER