CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
¿Cuántas veces hay que lavarse los dientes?

¿Cuántas veces hay que lavarse los dientes?

Nutricionista Luisa Castillo

18/10/2022 Última modificación: 17/11/2023

Cepillarse los dientes forma parte de nuestra rutina habitual y es una necesidad diaria que debemos mantener para evitar la aparición de caries y enfermedades dentales. Ahora bien, muchas personas no saben cuántas veces hay que lavarse los dientes para obtener una higiene bucodental completa. Incluso es posible no saber muy bien cómo cepillarse los dientes correctamente.

Tal y como sucede con el resto de las cosas, no siempre conviene abusar. En el caso de la higiene bucal pasa exactamente lo mismo. Si te cepillas muchas veces los dientes y lo haces con demasiada intensidad, puedes provocar daños en las encías y en el esmalte dental, dejando tus piezas dentales expuestas a las bacterias. 

Si quieres velar por la salud de tu boca, sigue leyendo el siguiente artículo de la Welthy Magazine y te indicaremos cómo enfocar el cuidado diario para proteger tu dentadura y prevenir las enfermedades orales de forma eficiente.

¿Qué pasa si me lavo los dientes 4 veces al día?

¿Qué pasa si me lavo los dientes 4 veces al día?

Puede que pienses que cuantas más veces laves los dientes al día, mejor será tu salud bucal. Sin embargo, si te excedes de la frecuencia recomendada, puedes acarrear daños en la capa protectora de tus dientes, llamada dentina, y hacer que tu esmalte se debilite. 

Como ya sabes, el cepillo que utilizamos para limpiarnos los dientes está dotado de cerdas, necesarias para el lavado. Ahora bien, las cerdas duras en contacto con la boca puede provocar sangrado de encías y desgaste de dientes al utilizarlas con fuerza. De ese modo, si usas el cepillo erróneamente, dejarás tus dientes sensibles y desprotegidos. 

Lo cierto es que no estamos hablando de una cuestión de tiempo, sino de la presión aplicada a la hora de limpiarte los dientes. Si coincidimos mucho en la zona, podemos dañar el tejido de las encías y provocar abrasión en el esmalte, dando lugar a la sensibilidad dental

El cepillado no debe hacerse con movimientos horizontales bruscos, sino envolventes y cortos, de delante hacia atrás. Empieza por la parte inferior y cuando hayas acabado con todos los dientes de abajo, dedícate a limpiar los de arriba. Para facilitar la limpieza interdental entre los molares, haz movimientos rotacionales o circulares.

A continuación te vamos a mostrar los pasos a seguir para obtener una buena técnica de cepillado. ¡Síguelos y evitarás algún que otro disgusto en el futuro! 

  • Aplica una pequeña cantidad de pasta dental. 
  • Para remover la placa haz ligeros movimientos circulares. Comienza por un extremo y continua ordenadamente hasta llegar al otro. Haz este procedimiento en la parte externa e interna de los dientes, y tanto la zona inferior como la superior. Así evitarás pasarte algún diente. 
  • Muchas personas no son conscientes de lo importante que es cepillar la parte interna de los dientes. No solo hay que cuidar la apariencia externa, pues los restos de comida pueden quedarse en el interior y alimentar a las bacterias de la boca, dando lugar a la aparición de sarro y de caries.
  • Es importante que, además de limpiar la superficie del diente, cepilles el surco de la encía, para lo cual deberás inclinar un poco el cepillo dental.
  • Una vez termines con los movimientos circulares, haz el mismo recorrido con movimientos de barrido para que los residuos puedan ser eliminados definitivamente.

En la parte superior, el movimiento de barrido se lleva a cabo hacia abajo. En el caso de los dientes inferiores, este movimiento tiene lugar hacia arriba.

  • No hay que pasar por alto las muelas, piezas clave del proceso masticatorio, en las que hay que concentrarse bien para evitar la formación de fisuras y caries.
  • También es importante cepillar la lengua. Muchas personas descuidan esta zona. Sin embargo, en la lengua también anidan bacterias, que pueden contribuir a la formación de caries en los dientes. Para hacerlo emplea la parte posterior del cepillo de dientes o utiliza un cepillo lingual especial.

El objetivo principal de limpiarnos los dientes es eliminar los microbios y los restos de comida, evitando que las bacterias se extiendan por toda la boca. Por esa razón, recuerda cepillar los dientes con movimientos circulares y de arriba abajo, evitando hacerlo de derecha a izquierda para que los residuos no se acumulen debajo de la encía y provoquen sarro y gingivitis con el tiempo.

¿Cuántas veces al día hay que lavarse los dientes?

¿Cuántas veces al día hay que lavarse los dientes?

Es necesario acostumbrarse desde una edad temprana a cepillarse los dientes después de cada comida. De ese modo, creamos este hábito saludable en los pequeños, dotándolos de una correcta higiene dental a medida que van creciendo. Si los enseñamos bien y les prevenimos sobre las caries, lo incluirán como parte de su rutina diaria y los padres no tendrán que esforzarse sobremanera después en la etapa rebelde de la adolescencia.

Debemos cepillarnos los dientes al menos 2 veces al día, aunque lo más recomendable es hacerlo 3 veces, coincidiendo con el número de comidas principales al día: desayuno, comida y cena. Lo ideal es invertir 2 o 3 minutos de nuestro tiempo en el proceso y prestar atención al cepillado para que todas las superficies de los dientes acaben limpias. Por esa razón, además de tener en cuenta la frecuencia, también es importante conocer cuál es la mejor técnica de cepillado.

De cualquier forma, el tiempo empleado a la hora de lavarse los dientes también va a depender de varios factores: del número de piezas dentales disponibles, la presencia de una ortodoncia, si se tienen implantes dentales o coronas, y si las encías son más sensibles.

Limpiarnos los dientes tres veces al día es lo aconsejable para cuidar nuestra boca, pero si no empleamos el tiempo suficiente en cada sesión, todo será inútil. Si el cepillado ha sido escaso, los dientes seguirán teniendo bacterias, dando lugar a problemas bucales, como periodontitis o gingivitis.

No hace falta que te laves los dientes 4 veces al día. En realidad, como ya hemos mencionado, conviene cepillarlos tras las comidas principales del día. Ahora bien, es conveniente seguir una serie de consejos para garantizar tu salud bucodental, entre los que destacan los siguientes: 

  • Es necesario cambiar de cepillo de dientes cada 3 meses. En las cerdas del cepillo se van acumulando bacterias. Además, con el paso del tiempo se deterioran, dejando de ser tan efectivas.
  • No hace falta abusar de la pasta dentífrica. Basta con utilizar el tamaño de un guisante para favorecer tu higiene diaria. 
  • Usa hilo dental al menos una vez al día. Esta práctica es aconsejable para retirar cualquier resto de comida que se haya quedado entre los dientes tras el cepillado. 

Utiliza enjuagues bucales para prevenir algunas enfermedades como la halitosis y mantener tu boca sana y limpia.

¿Cuándo hay que lavarse los dientes?

¿Cuándo hay que lavarse los dientes?

Hasta el momento hemos hablado sobre la frecuencia y la técnica de cepillado, pero también es muy importante saber cuándo lavarnos los dientes. Y es que no debemos hacerlo inmediatamente ni dejar pasar demasiado tiempo después de comer. 

Lo más aconsejable es esperar unos minutos, principalmente en el caso de la ingesta de alimentos ácidos, básicamente para no repartir el ácido por toda la boca con el cepillo. Además, también conviene beber bastante agua para favorecer la salud de los dientes. Y es que tener una boca hidratada posibilita una adecuada salud bucodental. 

Como ya hemos indicado, lo ideal es cepillarse los dientes tres veces al día y emplear una limpieza de calidad. De hecho, más que una frecuencia constante, lo más importante es contar con una adecuada técnica que garantice nuestra salud bucodental.

Uno de los errores más cometidos consiste en cepillarse los dientes nada más comer. Y es que parece lógico que debamos limpiar la dentadura tras haber sido utilizada. Sin embargo, el ácido es el enemigo número uno de los dientes, y si lo frotamos, lo extenderemos e intensificaremos sus efectos negativos. 

El pH de la boca disminuye al comer o beber cosas ácidas y la boca necesita un tiempo para volver a su estado normal. El ácido lo que hace es debilitar la superficie de los dientes, haciendo que sean más vulnerables frente a las bacterias. Al repartir el ácido por la boca, algo que sucede cuando nos cepillamos los dientes tras comer, el efecto de esta sustancia se recrudece.

Por esa razón, es preferible esperar al menos 30 minutos para limpiarnos los dientes. De esa forma, daremos tiempo a que la saliva de la boca reduzca el nivel de acidez sin que llegue a nuestros dientes.

Si te resulta incómodo esperar, una vez hayas comido, limítate a enjuagarte la boca, ya sea con agua o con un colutorio. Es lo mejor que puedes hacer en lugar de lavarte los dientes. Esto permitirá que el nivel de pH vuelva a su normalidad. 

De esa manera, algunos especialistas en salud bucodental recomiendan tener un bote de enjuague bucal en el bolso antes que un cepillo. Así, evitamos que el pH bucal se acidifique y que los microorganismos y la placa bacteriana proliferen.

Lavarse los dientes justo antes de acostarnos es clave para obtener una correcta higiene bucal. Y es que al salivar menos durante la noche, es preciso eliminar las sustancias que generan caries en los dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dieta 1500 kcal para adelgazar en hombres PDF descargable
E-BOOK

Dieta 1500 kcal para adelgazar en hombres PDF descargable

MÁS INFO
  • triangle

    Dirigido a hombres

  • circle

    Que quieren adelgazar

  • rhomb

    Con todas las herramientas

TE PODRÍA GUSTAR

  • Recetas

    Receta: arroz rojo con ternera, calabaza y castaña

    Ha bajado la temperatura, las hojas empiezan a caer, las lluvias asoman con más regularidad… Efectivamente,…

    LEER
  • Nutrición

    Lista de carbohidratos buenos y malos

  • Nutrición

    Qué comer en primavera

    El frío va desapareciendo, los días cada vez son más largos y el Sol asoma cada…

    LEER
  • Nutrición

    Cuántas veces es normal orinar al día