CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra

Total del carrito

Subtotal 0,00
Total 0,00
Diferencia entre alimentación y nutrición

Diferencia entre alimentación y nutrición

13/06/2022

El cuidado sobre la comida es una de las preocupaciones de la sociedad actual. Cada vez está más de moda el concepto healthy food, un estilo de vida en el que existe una clara preocupación por comer alimentos saludables. En realidad, tratamos de buscar soluciones dietéticas que nos ayuden a tener un buen cuerpo y, sobre todo, una salud. Sin embargo, no siempre se acierta en la elección de los alimentos y se pierde el equilibrio deseado, algo que puede suponer una mala gestión de la dieta diaria. En este sentido, es conveniente valorar la diferencia entre alimentación y nutrición y de qué manera se presenta en el propio consumo. A continuación, nos adentramos en la comparativa entre ambos conceptos. ¡Sigue leyendo este artículo de la Welthy Magazine y te lo explicamos!

¿Qué es alimentación y qué es nutrición?

¿Qué es alimentación y qué es nutrición?

La alimentación es considerada como la acción de consumir productos comestibles cuando se tiene hambre, es decir, la ingesta de alimentos para satisfacer una necesidad y sin atender a la naturaleza propia de estos, ya que pueden ser saludables o no serlo. En realidad, en la alimentación diaria de una persona puede haber alimentos considerados como sanos, mientras que también se pueden encontrar los ultraprocesados e industriales en los que ha habido un proceso de elaboración artificial.

La calidad puede ser algo a tener en cuenta, ya que algunos van a ser de alto valor proteico y vitamínico, frente a otros que aportarán grasas saturadas y de mala calidad. Esto supone que la alimentación puede ser también en altas cantidades, pero esto no quiere decir que sean de buena calidad, sino que pueden estar hechos bajo un tratamiento industrial que, al fin y al cabo, no aporta beneficios al organismo.

Por otro lado, la nutrición es el proceso por el cual el organismo extrae los macronutrientes y micronutrientes de los alimentos. De esta manera, el cuerpo se mantiene perfectamente regulado y con las vitaminas, minerales y otros componentes apropiados para tener cubiertas las necesidades básicas para el buen funcionamiento del cuerpo. Nutrirse es un proceso involuntario que realiza nuestro cuerpo, frente a la ingesta de alimentos que permite esta nutrición que, en realidad, sí se realiza de forma voluntaria.

Entre los micronutrientes se encuentran el calcio, fósforos, magnesio, hierro, sodio, potasio, etc. Todos ellos colaboran para tener una condición física aceptable y que se logre el correcto funcionamiento del cuerpo. En cuanto a los macronutrientes, se encuentran los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Todos ellos son importantes de cara a la obtención de energía y mantener, así, una situación adecuada de los músculos, del mismo modo que también son importantes para el rendimiento intelectual. Es una forma de que no se presenten carencias para tener un equilibrio dietético que permita al organismo encontrarse en buen estado. 

Una de las mayores preocupaciones del ser humano actual es la correcta alimentación. Cada vez se estudia más cuáles deben ser los alimentos de consumo diarios. El objetivo final es la consecución de un fin último: una nutrición adecuada que sea favorable para la salud. Solo así se puede lograr un mejor estado del organismo para que se prolongue más la vida y, por supuesto, se pueda tener un sistema inmune mucho más eficiente frente a enfermedades y otros problemas de mayor dimensión.

Cuál es la diferencia entre alimentación y nutrición

Cuál es la diferencia entre alimentación y nutrición

La sociedad de hoy en día tiene la voluntad de poder alimentarse según la conveniencia individual, es decir, existe la posibilidad de elegir entre una amplia variedad de alimentos. Esto es algo común en los países más desarrollados, aunque también es cierto que en otras naciones subdesarrolladas no tienen esta posibilidad. Al fin y al cabo, la alimentación es una opción que queda en manos de las personas, siendo conscientes de que es algo necesario para la supervivencia.

Así, dependiendo del lugar donde se encuentre una persona tiene a su disposición diferentes variedades de productos que, al fin y al cabo, alimentan y satisfacen las necesidades primarias. La cultura es un gran condicionante para la elaboración de platos de comida y la utilización de alimentos que, en realidad, son originarios de un lugar en concreto.

De todas formas, ¿cuál es la diferencia entre alimentación y nutrición? La alimentación es una acción voluntaria que se realiza por una necesidad personal, mientras que la nutrición es algo involuntario. La primera se basa en el consumo de todo tipo de productos que uno decide comer con el fin de acabar con el hambre y cumplir con una necesidad diaria que suele acogerse a un horario específico. Así, el organismo emplea, transforma e importa a sus tejidos sustancias que se han adquirido de los alimentos.

En cambio, hay que señalar que la nutrición es un proceso biológico que realiza nuestro organismo. Nosotros no somos conscientes respecto a lo que sucede en el interior de nuestro cuerpo durante la digestión. El procesamiento de alimentos a través de los órganos vitales hace que, en el fondo, se consigan los nutrientes imprescindibles para subsistir y sobrevivir. De este modo, se obtienen vitaminas y minerales apropiados para lograr un mejor desarrollo personal, algo que resulta similar en todos los humanos.

Además, hay que señalar que existen diferentes tipos de nutrición, siendo la heterótrofa la que está vinculada a los animales. En este sentido, el ser humano es capaz de consumir todo tipo de sustancias que se encuentran a su alcance en un ámbito ambiental y natural: vegetales, carne, cereales, líquidos, etc. A partir de todos estos productos se obtienen los alimentos que van a proporcionar beneficios al organismo. La salud es algo que se debe cuidar; por eso, nada mejor como acudir a una buena alimentación con el objetivo de proporcionar un beneficio mucho mayor.

También es cierto que existe una correlación entre alimentación y nutrición. Ambos conceptos se necesitan entre sí, pero también es cierto que guardan las diferencias señaladas hasta ahora. Hay que valorar que la voluntariedad de la primera no tiene que ver con el proceso automático de la segunda. Nuestro cuerpo es sabio y reconoce perfectamente qué alimentos son los adecuados para extraer de ellos todos los beneficios posibles, algo que nos ayuda a estar mejor por dentro y que se perciba mejor por fuera.

Un factor positivo del ser humano es que, en la actualidad, se tiene constancia de los distintos nutrientes que aportan los alimentos, siendo estos últimos productos que se pueden manipular y observar, frente a los primeros que, en realidad, no se perciben a simple vista, pero que se tiene constancia de su existencia. 

Por esta razón, se hace hincapié en la idea de equilibrar la dieta y que se coma de todo. Solo así se puede lograr un bienestar personal adecuado a las circunstancias y que resulte eficaz para mejorar el estado de salud. No cabe duda que una buena alimentación significa una mejor nutrición. Atendiendo a los componentes de los alimentos, se logra una mejora de la calidad de vida.

Qué diferencia hay entre alimentación, nutrición y digestión

Qué diferencia hay entre alimentación, nutrición y digestión

Una vez que hemos analizado las diferencias entre alimentación y nutrición, es preciso que atendamos a otro concepto que está vinculado a estos dos: la digestión. ¿Qué es exactamente? Es un proceso por el cual el cuerpo recibe nutrientes provenientes directamente de los alimentos y líquidos

Distintos órganos internos, como el estómago, intestino, hígado o páncreas, se encargan de trabajar por la adquisición y gestión de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. A partir de ahí, el aparato digestivo en general realiza un trabajo eficiente como para obtener nutrientes necesarios para la obtención de energía y la mejora de los tejidos del cuerpo.

La nutrición se basa en la digestión, ya que es esta última la que procesa todas las proteínas, las grasas y los carbohidratos; para ello, se realiza una descomposición química en aminoácidos, ácidos grasos y azúcares, elementos fundamentales para una salud estable y acorde con las necesidades de las personas. Todo esto se logra mediante la alimentación, siendo los productos obtenidos de un ambiente concreto los que se encargan de proporcionar los nutrientes para el buen funcionamiento del organismo.

La diferencia que se puede apreciar entre la digestión con la nutrición y la alimentación es que la primera es, básicamente, un proceso de gestión de los alimentos que se realiza de forma completamente involuntaria, algo que tiene que ver con la nutrición; sin embargo, el trabajo que hacen los órganos para la digestión es vital frente a la nutrición que va a proporcionar los distintos componentes esenciales provenientes de la alimentación, la cual es completamente voluntaria.

En definitiva, los tres conceptos están ligados entre sí a pesar de las posibles diferencias que puedan tener. De un modo u otro, se llega a un punto de necesidad por la correcta alimentación, pero también es cierto que la labor que ofrece el organismo al realizar la digestión y tratar los nutrientes es, sin lugar a dudas, un mecanismo natural que permite sobrevivir y desarrollar las capacidades propias para desempeñar las actividades diarias, ya sean deportivas como intelectuales y laborales.

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Cómo comenzar a perder grasa corporal

  • Nutrición

    Qué comer antes de nadar

    En cualquier práctica deportiva, ya sea profesional, amateur o por salud, la alimentación es uno de…

    LEER
  • Nutrición

    Cómo influye la alimentación en el ciclo menstrual

    Una de las premisas sobre las que creamos nuestros menús saludables a domicilio es la de…

    LEER
  • Nutrición

    ¿Cuántas almendras puedo comer al día?