CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra

Total del carrito

Subtotal 0,00
Total 0,00
Diferencias entre prebióticos y probióticos

Diferencias entre prebióticos y probióticos

21/11/2022

¿Quieres conocer cuáles son las diferencias entre prebióticos y probióticos? Pese a que existe publicidad comercial sobre ellos en los medios de comunicación y su consumo se ha popularizado, la evidencia científica al respecto aún es insuficiente. 

Sea como sea, están creando una gran expectativa en el consumidor por sus efectos positivos, de los cuales vamos a hablar en este artículo de la Welthy Magazine. En este post vamos a explicar detalladamente estas diferencias y qué efectos generan en el organismo.

Cuáles son las diferencias entre prebióticos y probióticos

Cuáles son las diferencias entre prebióticos y probióticos

Tanto los prebióticos como los probióticos son beneficiosos para la salud y pueden encontrarse de forma natural en diferentes alimentos, aunque ambos actúan de manera diferente en el tracto digestivo.  Básicamente, la principal diferencia es que los probióticos son microorganismos vivos, mientras que los prebióticos son un tipo de fibra alimentaria. 

Los prebióticos y probióticos son sustancias de origen natural que se encuentran en algunos alimentos y que al ser ingeridos contribuyen con el buen funcionamiento del aparato digestivo. Pese a que sus nombres y sus funciones son similares, su composición es muy diferente y una vez se introducen en el organismo actúan de manera dispar.

Para tener claras las diferencias entre prebióticos y probióticos, lo más aconsejable es definir cada concepto por separado. De ese modo, los prebióticos son fibras vegetales que no son digeribles, mientras que los probióticos contienen organismos vivos. 

Los prebióticos 

Los prebióticos llegan al intestino grueso, favoreciendo el crecimiento de las bacterias intestinales sanas. Funcionan como si se tratara de un fertilizante que contribuye a mantener la flora intestinal.

Podemos encontrar prebióticos en diversas frutas y verduras, principalmente en alimentos que contienen fibra o almidón que no son digeribles, de ahí que puedan pasar al intestino y actuar de alimento para las bacterias beneficiosas. En cuanto a los probióticos, hablamos de un conjunto de bacterias añadidas a la flora intestinal para contribuir con el buen funcionamiento del aparato digestivo. 

Por lo tanto, la principal diferencia es que el prebiótico no contiene microorganismos vivos, mientras que el probiótico sí. En este último caso, las bacterias se generan como fruto de la fermentación y son incorporadas a la población que ya reside en el intestino. 

Aunque los probióticos y prebióticos tienen un origen natural, también es posible incorporarlos artificialmente a otros alimentos. Por lo tanto, es fácil encontrarlos en su forma natural o añadida en los supermercados. Actualmente, existen multitud de productos naturales que pueden consumirse junto a otros alimentos que previamente han sido tratados para añadirlos.  

Lo más probable es que hayas escuchado muchas veces aquello de que es necesario comer varias piezas de fruta y verdura al día para beneficiarse de su contenido en fibra. Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es que su mayor aportación es prebiótica. 

Las fibras vegetales que contienen no son digeridas por el estómago y de esta manera pasan al intestino grueso, alimentando a las bacterias sanas que se encuentran en la flora intestinal y favoreciendo su crecimiento. 

Sin embargo, muchos de nosotros no alcanzamos la cantidad diaria recomendada de estos alimentos. Para suplir esta carencia, es posible combinar alimentos naturales con otros productos en los que se hayan añadido prebióticos y probióticos para mejorar la salud digestiva y la salud general del organismo. En el siguiente artículo te damos la lista completa de alimentos prebióticos.

Qué son los probióticos 

Dentro de los probióticos naturales más destacados se encuentran los lactobacilos, que son un conjunto de bacterias que proceden de la fermentación de la leche y que pueden encontrarse en los yogures. 

Hablamos de un producto que ha sido elaborado a partir de leche fermentada, por lo que su composición está dotada de multitud de bacterias. Ahora bien, no es el único alimento que contiene probióticos, y tanto las aceitunas, como los encurtidos, el queso crudo o el chucrut, cuentan con una elevada cantidad de probióticos.

Una dieta sana, por tanto, ha de contar con prebióticos, que como ya hemos mencionado, se encuentran en las frutas, los vegetales y las legumbres. En cuanto a los probióticos, también depende de la cultura que se trate. Por ejemplo, en Alemania es bastante frecuente comer chucrut, mientras que en España suelen consumirse encurtidos como aperitivo en bares y terrazas en forma de pepinillos, berenjenas y aceitunas. Si quieres más información sobre este tipo de alimentos, en el siguiente artículo tratamos sobre los probióticos: qué son y para qué sirven.

¿Qué pasa si tomo probióticos y prebióticos?

¿Qué pasa si tomo probióticos y prebióticos?

Ciertamente, es conveniente saber las diferencias entre prebióticos y probióticos para conocer los efectos que producen en el organismo una vez son consumidos. Teniendo claro estos conceptos se puede entender cómo funcionan dentro del aparato digestivo y el modo que tienen de actuar en las bacterias beneficiosas que habitan en el sistema digestivo.

  • Los probióticos son bacterias buenas y aumentan su población y, por tanto, su actividad en nuestra microbiota. De ese modo se establece el equilibrio perfecto, aumentando el número de bacterias beneficiosas y reduciendo el número de las perjudiciales. 
  • Los prebióticos, por su parte, son fibras vegetales que son fermentadas en el tracto gastrointestinal para servir de alimento a las bacterias beneficiosas. 

La combinación de prebióticos y probióticos es la mejor opción para garantizar el equilibrio de la microbiota intestinal. Ahora bien, la perfecta armonía que existe entre ambos puede dañarse si existen factores que interrumpen o paralizan su actividad como los siguientes: estrés, antibióticos, enfermedades, contaminación ambiental, cambio de dieta por viajes y demás, o alimentación poco saludable.

Estas situaciones pueden reducir el tamaño de la población de bacterias beneficiosas, lo que puede alterar el equilibrio del tracto intestinal y afectar al funcionamiento del organismo. Si decidimos mejorar nuestros hábitos y aportar prebióticos y probióticos en nuestra alimentación diaria, conseguiremos los siguientes beneficios: 

  • Mejorar la digestión. 
  • Estimular las defensas.
  • Evitar la proliferación de microorganismos perjudiciales. 
  • Regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento. 
  • Restablecer el pH del intestino. 
  • Favorecer la absorción de calcio. 
  • Favorecer la digestión de nutrientes esenciales. 
  • Favorecer la eliminación de sustancias tóxicas. 
  • Activar las enzimas del colon. 

La combinación de ambos alimentos mejora el equilibrio de la flora intestinal y si decidimos consumir la cantidad necesaria puede contribuir con la mejor de nuestra salud. En cuanto a los beneficios que conceden ambos alimentos por separado, sigue leyendo y te informaremos al respecto. 

Beneficios de los probióticos 

  • Disminuir el nivel de colesterol malo. 
  • Prevenir algunas enfermedades atópicas y cáncer de colon. 
  • Disminuir la intolerancia a la lactosa. 
  • Reducir el riesgo de inflamación intestinal. 
  • Prevenir las diarreas provocadas por el consumo de antibióticos.

Beneficios de los prebióticos 

  • Eliminar sustancias tóxicas. 
  • Favorecer la absorción de calcio y prevenir la aparición de osteoporosis. 
  • Protección frente al cáncer de colon o recto. 
  • Disminuir el colesterol en la sangre y la presión sanguínea.
  • Favorecer la mineralización ósea. 
  • Prevención de la diarrea y el estreñimiento. 
  • Favorecer la producción de anticuerpos y reforzar las defensas.

Actualmente, existen diferentes estudios para investigar cómo funcionan alternativamente los probióticos y prebióticos en el cuerpo, y cómo la ingesta de los antibióticos pueden perjudicar a la flora intestinal y reducir sus efectos. 

El consumo de prebióticos y probióticos es clave para mejorar la salud y el bienestar de una persona. Pueden consumirse de dos formas diferentes, ya sea a través de la ingesta de diversos alimentos o a través de los suplementos alimenticios. Puesto que existen numerosas alternativas naturales que podemos consumir cada día, la cantidad de microorganismos vivos y fibras que podemos hacer llegar a nuestro tracto digestivo es bastante elevada.

Suplementos ricos en prebióticos y probióticos 

Sin embargo, si nuestra dieta es pobre en prebióticos y probióticos naturales, es posible ingerir suplementos tras haber recibido la opinión de expertos nutricionistas. Sin duda, lo más aconsejable es acudir a expertos profesionales porque no todos los alimentos y suplementos contienen los mismos bacilos y fibra, ni las mismas proporciones.

  • Los lactobacilos, por ejemplo, son uno de los probióticos más destacados por su contribución al organismo, pero tan solo es uno de los muchos que existen. Lo más probable es que hayas escuchado anuncios en televisión en los que se anuncian yogures efecto laxante que cuentan en su composición con este tipo de probiótico. En este sentido, es necesario tener en cuenta que existen multitud de lactobacilos diferentes y que no todos se encuentran en un único alimento o en un suplemento determinado.
  • Las bifidobacterias son otro tipo de probiótico bastante conocido que se encuentra en el intestino y que puede ayudar a aliviar o mejorar los síntomas de ciertos trastornos como el estreñimiento. Este tipo de bacteria puede ser cultivada y añadida en alimentos, o bien formar parte de comprimidos por vía oral.

Actualmente, se está investigando la relación que existe entre la microbiota intestinal con diversas enfermedades, y cómo los prebióticos y probióticos pueden contribuir con sus beneficios. Sin embargo, aún no existe nada concluyente.

En cuanto a los efectos secundarios, aunque existen, son muy poco frecuentes y la mayoría de los adultos pueden añadir prebióticos y probióticos a su alimentación sin ningún problema. Incluso es posible que, fruto de investigaciones posteriores, se generen probióticos avanzados con mayor potencial para mejorar nuestra salud. 

Si te estás planteando consumir suplementos, es aconsejable que antes de hacerlo, consultes con un médico especialista para saber cuáles son los idóneos para ti. 

 

Dieta 1500 kcal para tonificar en mujeres PDF descargable
E-BOOK

Dieta 1500 kcal para tonificar en mujeres PDF descargable

MÁS INFO
  • triangle

    Dirigido a mujeres

  • circle

    Que quieren tonificar

  • rhomb

    Con todas las herramientas

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Son saludables las bebidas isotónicas

    Desconocidas para el gran público hasta hace relativamente poco, las bebidas isotónicas irrumpieron en el mercado…

    LEER
  • Nutrición

    Cuál es la mejor forma de comer avena para adelgazar

  • Nutrición

    Lista de frutas keto

  • Nutrición

    Limpieza hepática: el secreto para tener un organismo más saludable