CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
¿Es mejor dormir con o sin almohada?

¿Es mejor dormir con o sin almohada?

Nutricionista Luisa Castillo

11/01/2023 Última modificación: 17/11/2023

Es cierto que una buena almohada es muy importante, pero en ese adjetivo está la clave: buena. Y aquí, buena para ti, no significa buena para todo el mundo. Es más, dependiendo de tu morfología, tu postura para dormir y el tipo de colchón que uses, podría darse incluso el caso de que realmente sea mejor para ti dormir sin almohada. O hacerlo con 3 de ellas. Un poco confuso, ¿no? 

No te preocupes, para eso estamos aquí, y en el siguiente artículo de la Welthy Magazine te explicaremos todo lo que necesitas saber acerca de cómo dormir mejor para descansar bien. Cuando acabemos de hablar acerca de si es mejor dormir con o sin almohada, no te quedarán dudas al respecto.

¿Es mejor dormir con o sin almohada?

¿Es mejor dormir con o sin almohada?

Disfrutar de un buen descanso por las noches es una de las principales claves para gozar de una buena calidad de vida. Teniendo en cuenta que pasamos casi un tercio de nuestras vidas durmiendo, es totalmente comprensible que se dé al descanso la importancia que merece, pues tiene un impacto enorme en nuestra salud y humor. Es por eso que en la Welthy Magazine te ayudamos a resolver algunas de las dudas más comunes en este sentido, como cuántas horas hay que dormir al día según la edad.

Y aunque el estudio del sueño abarca una gran cantidad de variables, hay una acerca de la cual el conocimiento popular no parece ponerse de acuerdo aún: ¿es mejor dormir con o sin almohada? Como suele ocurrir con todas las preguntas importantes, su respuesta no es corta ni sencilla: depende. 

Por tanto, no se puede responder a esta pregunta con un sí o un no rotundos. Podemos decir, sin embargo, que, en términos generales, dormir con almohada es mejor para la calidad del descanso. Pero solo en términos generales, pues cada caso merece un análisis por separado. 




Para empezar, ¿cuál es la función de la almohada? Nick Littlehales, coach del descanso de deportistas de élite, define la almohada comparándola con una plantilla para calzado. Según él, del mismo modo que usas una plantilla en tus zapatos cuando estos no se adaptan perfectamente a tu pie para mejorar tu comodidad, la almohada mejora el descanso cuando el colchón no es perfecto para ti. Claro que, si hablamos de colchones comunes, como los que pueden encontrarse de manera habitual, nunca van a adaptarse perfectamente al cuerpo por sí solos. 

A la hora de descansar, es vital que la columna se mantenga en una posición lo más natural posible, alineada y sin sufrir tensiones por culpa de la posición. La función de la almohada es alinear la cabeza y el cuello con el resto de la columna, permitiendo así un descanso realmente reparador y sin dolores por la mañana. 

Que la almohada consiga su objetivo, sin embargo, depende de varios factores. En primer lugar, cada cuerpo es diferente, y, por tanto, la misma almohada tendrá distintos efectos en cada persona, alineando la columna de algunos y forzando la de otros a una mala postura. 

Además, cada colchón tiene también una dureza y capacidad de deformación distintas, lo que también afectará a la posición que el cuerpo y la columna toman al descansar. Y por si todo esto fuera poco, está el factor de la postura de sueño a adoptar. Hay quien duerme boca arriba, quien lo hace boca abajo y quien lo hace de lado. Y hay, incluso, quien cambia de postura prácticamente durante toda la noche. 

Encontrar un punto perfecto con todos estos factores cambiantes parece un problema imposible de resolver, pero no es del todo así. Se trata de buscar las mejores condiciones posibles para el descanso de cada uno. Veamos los distintos casos:

Para los que duermen boca abajo

Antes de nada hay que mencionar que esta es la postura menos recomendada para dormir por los médicos, expertos y especialistas en salud, pues somete al cuello a numerosas tensiones que no hay forma de evitar pese al uso o no de almohada, y que pueden suponer problemas a largo plazo. 

Si duermes boca abajo, este es uno de los pocos casos, en que puede llegar a ser recomendable dormir sin almohada. Será mejor que dejes la almohada fuera de la cama si adoptas esta postura y eres una persona corpulenta, con un IMC superior a 25, y usas colchones de firmeza media o media-alta. 

También te conviene dormir sin almohada si, independientemente de tu corpulencia, te gustan los colchones muy adaptables o menos firmes. Si tu colchón es firme y no eres especialmente corpulento, te convendrá usar una almohada suave y adaptable, más bien fina, para apoyar la cabeza en ella. 

Para los que duermen boca arriba

Las personas de espalda ancha o considerable corpulencia que prefieren dormir boca arriba y que lo hacen en un colchón de firmeza baja o media, o simplemente muy adaptable, también pueden preferir dormir sin almohada. 

Su peso y proporciones ya provocarán de por sí que el tronco se hunda lo suficiente en un colchón poco firme, por lo que la cabeza quedará naturalmente colocada a una altura adecuada. De hecho, en estos casos una almohada alta puede provocar molestias o dolores al alzar demasiado la cabeza. 

Si duermes boca arriba sin moverte demasiado o sobre un colchón firme, la almohada es totalmente recomendable pues, aunque no tan necesaria como en otras posturas, ayudará a la musculatura del cuello y la espalda a acabar de caer en una posición idónea y relajarse del todo. 

Para los que duermen de lado

Esta postura es la más recomendada por los expertos en salud, especialmente si se hace sobre el lado izquierdo del cuerpo para evitar presión sobre vías circulatorias. De lado es como el cuello queda mejor alineado con el resto de la columna… pero esto solo ocurre cuando se usa una buena almohada. 

Nunca debería dormirse de lado sin almohada, pues la diferencia de altura entre el cuerpo y la cabeza es demasiado grande y el cuello se comprime por el lado interno y se extiende demasiado, por el contrario, pudiendo dar lugar a dolores y contracturas duraderas. 

La única excepción a esta norma son aquellos que duermen aplicando un topper específico al colchón, diseñado para actuar como una segunda capa sobre todo este y permitir que el cuerpo adopte una posición adecuada al dormir de lado sin almohada. Estos sobre colchones pueden considerarse, básicamente, como almohadas de cuerpo entero. 

Dormir con más de una almohada

Lo ideal en muchos casos es dormir con varias almohadas. No todas en la cabeza, una sobre otra: en distintas partes del cuerpo. 

Por ejemplo, si duermes de lado, muchos fisioterapeutas recomiendan colocar una almohada de poca altura entre las rodillas, que ayuda a mantener la columna en una postura aún mejor, aliviando tensión sobre la cadera. 

Si además tienes algún tipo de lesión o dolor de hombro habitual sobre el lado en que te apoyas al dormir, descansar, abrazando una almohada firme contra tu pecho también es una gran opción, pues protegerá tu costado lesionado o dolorido de parte de la presión que el brazo que queda arriba ejercería naturalmente. 

Por otro lado, si duermes boca arriba, es muy recomendable colocar una almohada bajo tus rodillas, de forma que estas queden ligeramente flexionadas y la zona lumbar de tu columna adopte una posición mucho más natural y menos tensa. 

Almohadas para bebés

En el caso de niños muy pequeños y bebés, en condiciones normales se recomienda que no usen almohada hasta tener al menos año y medio de edad, siendo más adecuado que usen colchones para bebés especialmente diseñados.

Consecuencias de dormir sin almohada

Consecuencias de dormir sin almohada

Dormir sin almohada puede tener diversas consecuencias negativas cuando se hace en las posturas o condiciones no indicadas para ello y es que, como se ha visto, ante la pregunta de si es mejor dormir con o sin almohada, la respuesta es positiva a favor de la almohada en la mayoría de casos. 

Dormir sin almohada puede dar lugar a reflujo gástrico por no encontrarse el esófago inclinado, contracturas musculares por tensiones en el cuello y la espalda, problemas de tendinitis y lumbalgias

Todo esto, además, repercute negativamente sobre la calidad del sueño, lo que tiene un grave impacto sobre la calidad de vida general y la salud.  

¿Dormir sin almohada es bueno para la espalda?

¿Dormir sin almohada es bueno para la espalda?

Solo en los casos descritos en el anterior apartado es mejor para la espalda dormir sin almohada, y aún en algunos de ellos una almohada de baja altura o adaptable puede hacer un buen efecto. 

Siempre que se duerma de lado, o boca arriba y sobre un colchón firme, dormir con almohada tendrá efectos mucho más beneficiosos sobre el cuello y la espalda.  

¿Es mejor dormir con almohada alta o baja?

¿Es mejor dormir con almohada alta o baja?

Dependiendo de las características de cada uno y de la posición de sueño, será necesario usar almohadas con distintas alturas. Es importante tener en cuenta que actualmente la mayoría de personas no cambiamos nuestra almohada con la suficiente frecuencia y acabamos acostumbrándonos a dormir sobre material que no se encuentra en buen estado. 

Ante esto, es común que al usar una almohada con las características adecuadas se note una incomodidad inicial fruto de que nuestro cuerpo se había adaptado a las anteriores condiciones desfavorables, lo cual no debe ser nunca motivo para volver a la anterior situación: en cuanto el cuerpo vuelva a adaptarse, se recuperará un descanso más reparador y placentero. 

Si duermes boca abajo, lo ideal es usar una almohada baja, y baja o media si duermes boca arriba. Si duermes de lado la altura de la almohada es más importante y probablemente necesitarás más altura. 

Para poder calcular la altura de la almohada que necesitas para dormir de lado, ponte de pie junto a una pared, con el hombro tocando contra esta. Mira al frente, con el cuello y los hombros rectos, y mide la distancia entre tu oreja y la pared, a la que debes añadirle luego entre 2 y 4 cm en función de la firmeza de tu colchón: cuando más firme, menos distancia. Esa será la almohada que necesitas, y que debes cambiar cuando pierda volumen. 

Estas son todas las respuestas que se pueden dar a la importante pregunta de si es mejor dormir con o sin almohada. Es hora de tomarse un descanso y disfrutar de un sueño reparador sin dolores de cuello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    MENÚ 1500 KCAL

    MENÚ ACTIVE 1500 KCAL       El otro día hablábamos del plan nutricional LIGHT de…

    LEER
  • Fitness

    Ejercicios para hacer en la playa este verano

    Cuando pensamos en la playa lo primero que nos viene a la cabeza es sol, agua,…

    LEER
  • Nutrición

    Qué alimentos contienen carbohidratos que engordan

  • Coaching

    FILOSOFÍA WELTHY

    FILOSOFÍA WELTHY   En el siguiente post hablaremos sobre la la filosofía de nuestro proyecto, ya…

    LEER