CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Por qué después de comer me da frío

Por qué después de comer me da frío

27/05/2022 Última modificación: 16/02/2023

¿Quieres saber por qué después de comer me da frío? La temperatura corporal de cada persona es bastante diferente y esto también va asociado a la sensación de frío o de calor que tengamos. Esto se debe a una gran cantidad de causas que se combinan entre sí, como las tendencias genéticas o el estilo de vida de cada uno.

Además, hay algo común en muchísimas personas respecto a estas oscilaciones en la temperatura, y es que muchas de ellas sienten mucho frío después de comer. ¿A ti también te ocurre? Lo cierto es que es algo muy usual y que hoy nos hemos propuesto desvelar. En este artículo de la Welthy Magazine te contaremos la razón por la que necesitas ponerte una chaqueta en la sobremesa, ¡incluso durante la primavera!

¿Por qué me da mucho frío después de comer?

¿Por qué me da mucho frío después de comer?

En general, según la cantidad de calorías que una persona haya ingerido y sumado a otros factores como el genético, la temperatura del cuerpo va a empezar a variar. Cuando se absorben los nutrientes, nuestro cuerpo envía como “ayuda” una buena cantidad de sangre hacia los capilares que están al rededor de todo el sistema implicado en la digestión y esto genera la ausencia de este elemento en otras zonas que empezamos a notar frías, precisamente, a consecuencia de esto. 

Es algo paradójico porque la propia temperatura corporal aumenta cuando nuestro organismo está trabajando en esta labor. Sin embargo, esta es la razón más habitual por la que podemos sentir frío en los pies, las manos, o diferentes zonas del cuerpo justo en ese momento.

Esto no exime de otras causas que potencien esta sensación o que hagan que nuestro cuerpo baje su temperatura más de lo normal después de consumir alimentos. En estos casos más específicos vamos a ahondar a continuación.

Temperatura corporal después de comer

Temperatura corporal después de comer

Lo cierto es que algunas dietas, el estilo de vida, ciertas afecciones o el consumo de alimentos concretos pueden hacer que la temperatura corporal disminuya justo después de comer y lo haga de una forma más brusca de lo usual o lo que es común en otras personas. Vamos a analizarlas.

La reducción de las calorías

La temperatura corporal después de comer ha sido objeto de investigación para la ciencia, pues no es un detalle en el que solo tú has reparado. Esto nos puede arrojar mucha luz a la hora de encontrar una buena explicación a este suceso tan rutinario al que muchas personas se han acostumbrado.

Una de las respuestas científicas la obtenemos de algunos estudios realizados en los últimos años, estos apuntan a que una ingesta reducida de calorías puede hacer bajar la temperatura corporal, pues este es un ingrediente que nos aporta a largo plazo una mutación que permite regular estas oscilaciones. 

Si sigues una dieta baja en calorías o las has disminuido en algunos periodos de tu vida, es posible que esta conducta guarde una relación estrecha con tu sensación de frío después de comer e incluso puede hacer que tengas más frío en tu vida cotidiana.

Los ayunos intermitentes

Además del componente genético o del consumo de determinadas sustancias, el estilo de vida también está muy implicado en esto y el tipo de dieta a seguir guarda una relación muy estrecha. El ayuno intermitente es una práctica que se ha puesto muy de moda en los últimos años, ya que promete ayudar a perder peso, mejorar el estilo de vida y proporcionar una salud de hierro. Cabe recordar que, para que esto funcione, es interesante consultar con un especialista en la materia, médico o nutricionista que estudie tu caso en concreto.

El ayuno intermitente consiste en dejar de comer durante una parte del día y comer todo lo que se necesite o se quiera en las horas restantes. Esto permite tener una dieta con muy pocas restricciones, a cambio de pasar unas cuantas horas con un poco de hambre al día, por suerte, es un hábito al que uno se acostumbra con el tiempo. Estos pueden ser de diferente duración, siendo los más comunes de 12 o 16 horas de ayuno.

Esta forma de comer tiene diferentes beneficios como la reducción de las inflamaciones o el control del azúcar en sangre. No obstante, la restricción de las calorías en un tiempo prolongado lo que hace en nuestro cuerpo es ponerlo en modo de ahorro energético. Esto significa que vamos a sentir más frío en general y también cuando nuestro organismo se activa después de comer.

Los alimentos que alteran la temperatura

Los alimentos que consumimos también tienen un papel importante en los cambios de temperatura, tanto en su aumento como en tu disminución. ¿Lo que comes puede darte sensación de calor o frío? Pues así es. Te mostramos los ingredientes que más influyen:

  • Los alimentos picantes. Las guindillas o los jalapeños pueden ofrecer una sensación de calor justo cuando se están comiendo, sin embargo, cuando entran en nuestro organismo harán que la temperatura corporal descienda. Precisamente esta circunstancia se da porque el cuerpo quiere combatir ese calor inicial y busca bajar la temperatura con mecanismos naturales como el sudor.
  • La fruta. Estos productos tan fresquitos son los reyes de la temporada de verano y es así porque, precisamente, ayudan a bajar la temperatura del cuerpo y aumentar la sensación de frío tras el consumo.
  • Las verduras de hoja verde. Este tipo de verduras tienen una gran cantidad de agua en su composición, por lo que van a hacer un efecto similar al de la fruta en contacto con nuestro organismo y nos van a generar más sensación de frío.
  • Alimentos bajos en grasa. Los alimentos con mucha grasa nos van a dar sensación de calor cuando los estamos digiriendo, ya que van a requerir de un gran esfuerzo por parte de nuestro organismo que eleva la sensación climática en la sobre mesa. A la contra, cuando estos tienen muy poca cantidad de grasa surge el efecto contrario o, al menos, nos quedaremos como estamos, esto sucede con pescados, quesos frescos y fiables desgrasados como el pavo.
  • Las bebidas. Las bebidas sin alcohol nos pueden hidratar y proporcionar una mayor estabilidad en la temperatura corporal. En cambio, las que lo contienen hacen el efecto contrario, ya que fomentan la deshidratación y producen el aumento de la temperatura.

Las enfermedades 

Cuando no has realizado ningún cambio en tu dieta, estilo de vida o los alimentos que has estado consumiendo, pero tu temperatura disminuye más de lo normal tras las comidas, puede que se deba a la presencia de alguna enfermedad o desajuste en el cuerpo. Algunas se manifiestan de esta forma tan particular.

Por ejemplo, las personas con hipotiroidismo pueden presentar una gran sensación de frío en el cuerpo justo después de ingerir alimentos debido a la escasez en la producción de hormonas que son las que ayudan a metabolizar los ingredientes. 

También hay otros problemas de salud que tienen este curioso síntoma, como lo pueden ser la diabetes, los problemas circulatorios, la anemia, la anorexia o enfermedades hepáticas. Solo debes preocuparte si tu sensación de frío vienen combinada con más señales de la presencia de alguna de estas enfermedades, de lo contrario, lo más probable es que solo se trate de tu propia dieta.

¿Qué vitamina me falta si tengo mucho frío?

¿Qué vitamina me falta si tengo mucho frío?

Si lo que tienes es mucho frío de manera constante, puede que el problema no esté exactamente en el estilo de vida, en la genética o en la dieta. En ocasiones esto se da por la ausencia de una vitamina importante para el organismo: la vitamina B12.

Esto también se puede combatir con una buena dieta, pues está presente en carnes y en lácteos de manera completamente natural, por eso es tan valioso sostener una dieta equilibrada. Por otro lado, hay suplementos o pastillas de venta en farmacia que también la dispensan. En cualquier caso, es crucial que este diagnóstico lo haga un profesional médico y que te indique exactamente qué dosis debes tomar los complementos para alcanzar los niveles adecuados. 

La vitamina B12 está implicada en los siguientes aspectos de nuestro cuerpo:

  • Fundamental para las células nerviosas.
  • Produce glucosa a partir de carbohidratos.
  • Mejora los niveles de energía y combate la fatiga.
  • Ayuda a formar glóbulos rojos.
  • Previene la aparición de anemia.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunitario.
  • Ayuda a regenerar los músculos.

Además de una sensación mayor de frío, la falta de vitamina B12 también puede proporcionarte otros síntomas: 

  • Diarrea o estreñimiento.
  • Sensación de debilidad corporal.
  • Adormilamiento de algunas partes del cuerpo.
  • Pérdida del apetito.
  • Tono de piel más pálido.
  • Aumento de la irritabilidad.
  • Problemas de concentración.
  • Dificultad respiratoria cuando se hace ejercicio o en movimiento.
  • Inflamación y enrojecimiento de la lengua o encías sangrantes.

Si tu sensación de frío constante va acompañada de algunas de estas señales, sabrás que la causa se puede esconder en la carencia de esta vitamina tan esencial. Para prevenirlo, es interesante ingerir alimentos variados como huevos, carne o leche, ya que esto te abastecerá de esta vitamina y de otros nutrientes indispensables para el buen funcionamiento de tu cuerpo. Si todo es correcto en tu organismo, no debes tener un frío fuera de lo normal tras las comidas.

One thought on “Por qué después de comer me da frío”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Cómo aumentar el apetito según la edad

  • Nutrición

    Cuál es el mejor sustituto de la carne

  • Nutrición

    ¿Es bueno tomar manzanilla todos los días?

  • Nutrición

    Tipos de metabolismo en mujeres