CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Por qué no consigo adelgazar

Por qué no consigo adelgazar

20/04/2022 Última modificación: 23/02/2023

“¿Por qué no consigo adelgazar?”. Si esta pregunta te resulta familiar, estás en el sitio indicado para responderla.  Y es que a la hora de llevar un estilo de vida saludable, resulta fundamental hacer ejercicio y comer de forma equilibrada. Ahora bien, para perder peso no todas las dietas que existen son las más recomendables. Del mismo modo, no todo el mundo es igual, ni tiene el mismo metabolismo, ni el mismo estilo de vida. Por lo tanto, es lógico pensar que no todo el mundo necesita la misma dieta para perder peso ni todas las opciones van a funcionar. Si te preguntas por qué no consigo adelgazar, desde Welthy queremos ponerte al corriente de algunas de las razones que te impiden hacer ese cambio en tu composición corporal a pesar de llevar un estilo de vida saludable a nivel deportivo y nutricional. 

Enfermedades que impiden adelgazar

Antes que nada, partimos de la premisa de que estás siguiendo una alimentación saludable y acorde con tu estilo de vida. Por otro lado, también suponemos que haces actividad física para complementar esa dieta y así poder perder peso. En el caso de que no sea así, ahí está la respuesta a tu pregunta y, seguramente, debería leer nuestro artículo sobre por qué no pierdo peso haciendo dieta. Dicho esto, hay que remarcar que existen personas que practican ejercicio habitualmente y siguen una dieta de forma correcta, pero no consiguen adelgazar. Cada caso es diferente y no siempre podemos explicar esta situación empleando el mismo razonamiento. De cualquier forma, existen algunas enfermedades que nos impiden bajar de peso, de ahí que sea conveniente visitar al médico cada vez que algo así suceda.

Hoy día estamos muy pendientes del aspecto físico y detrás de algunas bajadas de peso se encuentra una razón puramente estética, cuando la salud debería ser el principal motivo para adelgazar. Y es que cuando el cuerpo se encuentra bien y en plena forma, el funcionamiento del organismo mejora notablemente. 

Sin embargo, algunas personas se dan cuenta de que no es suficiente con tener voluntad a la hora de entrenar o hacer una dieta. De hecho, muchas de ellas se ven desanimadas y dejan de esforzarse al no ver resultados. Si es tu caso o conoces a alguien que pone intención cada día para bajar de peso sin conseguirlo, puede que una de estas enfermedades de las que vamos a hablar le impidan hacerlo. 

Existen otros factores que vamos a tratar que pueden encontrarse detrás de la incapacidad de perder peso, como pueden ser problemas digestivos o desequilibrios hormonales. Si crees que llevas un estilo de vida recomendable y sigues una alimentación nutritiva adecuada , pero no pierdes peso, lo más aconsejable es visitar al médico y esperar a su diagnóstico para tomar una decisión.

De cualquier forma, hemos elaborado una lista con las enfermedades que impiden adelgazar para que puedas hacerte una idea.

Por qué no consigo adelgazar

Problemas de tiroides 

La glándula tiroides a veces resulta problemática. Algunas personas solo se dan cuenta de que tienen este problema al no poder bajar de peso, aunque también puede suceder justo lo contrario, es decir, bajar mucho de peso sin seguir ninguna dieta.

Las hormonas segregadas por esta glándula son clave a la hora de controlar el peso corporal. Si la tiroides de una persona no está equilibrada, es posible experimentar algunos síntomas como: estreñimiento, cansancio, dolor, período menstrual largo, sudoración, mala memoria, poca tolerancia al frío y cabello fino.

Si crees que este puede ser la principal causa que explique el hecho de no poder adelgazar, o bien existen antecedentes de miembros de tu familia que tuvieron este tipo de problema, es conveniente hacerse una revisión rutinaria dotada de un análisis de sangre para que el médico pueda evaluar si padeces este problema.

La tiroides controla muchas actividades en el cuerpo, como el ritmo de latidos del corazón o la rapidez con la que nuestro metabolismo quema calorías. Si la tiroides no produce la cantidad de hormonas que necesita, hablamos de hipotiroidismo. Ya hemos hablado de los síntomas que produce, aunque otro de sus efectos principales es el aumento de peso.

Estrés 

Cuando el cuerpo se siente amenazado, tiende a defenderse  generando sensaciones de estrés. Si esta situación es continua en el tiempo, puede dañar seriamente la salud, haciendo que las personas que lo padecen siempre se encuentren tensas y vivan con miedo y ansiedad.

El estrés es uno de los principales males que azota nuestra sociedad, que puede provocar depresión, migrañas, dolores musculares, problemas digestivos y fatiga. El estrés también puede impedirnos adelgazar. Y es que cuando los niveles de hidrocortisona o cortisona son demasiado elevados, nuestro cuerpo almacena un exceso de grasa, fruto de su instinto de supervivencia. 

Síndrome de ovario poliquístico (SOP) 

Hablamos de un trastorno hormonal que repercute en el ciclo menstrual. Este síndrome se caracteriza por entorpecer la liberación de óvulos, lo que puede causar infertilidad. 

Normalmente, las mujeres que lo padecen son resistentes a la insulina, de ahí que tengan problemas para adelgazar. En estos casos, conviene optar por un tratamiento hormonal que sirva para controlar el nivel hormonal y lograr perder los kilos que necesitamos. 

El síndrome de ovario poliquístico es un problema que no solo afecta a la fertilidad, sino que también incide en el funcionamiento cardíaco y que puede provocar cambios en nuestra apariencia física. Entre sus síntomas más comunes destacan los siguientes: colesterol, depresión, acné, quistes en los ovarios, crecimiento del vello, calvicie, hipertensión desequilibrio menstrual y obesidad.

Problemas de síndrome metabólico 

El síndrome metabólico es algo que sucede con frecuencia. Este problema interviene en la capacidad del organismo a la hora de manejar los niveles de azúcar en la sangre, haciendo que se almacene más grasa de la necesaria. 

Si los triglicéridos están altos o si nuestro abdomen presenta más grasa que ninguna otra zona, podemos tener problemas de síndrome metabólico. A la hora de diagnosticarlo también es importante tener en cuenta la presión arterial

La genética también es un factor clave que puede explicar su aparición. Además, podemos empeorar la situación si consumimos alcohol, llevamos una vida sedentaria, fumamos o tenemos una alimentación poco saludable.

Alteraciones de los niveles de estrógenos 

Las hormonas sexuales también intervienen a la hora de distribuir la grasa corporal. Cuando los niveles de estrógenos están alterados, puede convertirse en la causa principal que explique el no poder adelgazar.

Durante la menopausia, las mujeres suelen experimentar bajos niveles de estrógenos, algo que puede estar asociado a la obesidad y el sobrepeso. Ahora bien, en estos casos se puede optar por la terapia de reemplazo hormonal, aunque también podemos optar por llevar un estilo de vida saludable enfocado en una buena alimentación y en la práctica de ejercicio. 

Sea como sea, lo más aconsejable es contar con la ayuda de un profesional que estudie nuestro caso para obtener un plan hecho a medida.

Tránsito lento 

Los problemas digestivos pueden acarrear un tránsito lento, lo que dificulta la pérdida de peso. Para tener una buena digestión es conveniente tomar probióticos, consumir alimentos ricos en fibra y beber más cantidad de agua.

Síndrome de cushing 

Se trata de un trastorno hormonal provocado por el abuso de medicación con corticoides. Esta situación tiene lugar cuando el organismo presenta un nivel de cortisol elevado. Estos casos deben tratarse con el médico, puesto que pueden derivar en otros problemas como hipertensión, colesterol alto y diabetes.

Intolerancia alimenticia 

Si consumes ciertas sustancias o alimentos determinados que tu cuerpo no tolera, puedes aumentar de peso. Es posible que no aparezcan los típicos síntomas de alergia, pero sí pueden manifestarse otros efectos como fatiga, dolor de cabeza, diarrea o distensión abdominal.

Por esa razón, antes de ponernos a dieta es conveniente contratar los servicios de un nutricionista.

Medicamentos 

Si estás tomando una medicación que interfiere en la pérdida de peso, es posible que adelgazar te cueste un poco más. Algunas de las medicinas que pueden afectar a tu pérdida de peso son los utilizados en el tratamiento de la diabetes o de la tensión alta, así como algunos antidepresivos. 

Si es imposible abandonar la medicación y tu médico te lo sigue recetando, es conveniente que no dejes de tratarte con ella. Lo importante es que encuentres el motivo que existe detrás de tu problema para perder peso, de forma que encuentres la solución más adecuada.

Consejos para adelgazar de forma saludable 

Ahora que ya conoces las enfermedades por las que no consigues adelgazar, vamos a darte algunas claves para ayudarte a estar en tu peso ideal. 

Existen muchas causas comunes por las cuales no conseguimos perder peso a pesar de seguir una dieta: 

  • No dormir bien. 
  • No ingerir suficiente agua. 
  • Tomar alcohol regularmente. 
  • Cenar mucho. 
  • Comer solo 2 veces al día. 
  • Abusar de los carbohidratos. 

La pérdida de peso no siempre puede estar en nuestras manos. Hoy día contamos con una gran variedad de planes y dietas para poder perder esos kilos de más. Como cada situación es distinta, lo acertado es consultar con el médico para saber cuáles son las mejores opciones atendiendo a nuestro historial clínico y nuestras necesidades. 

El profesional que se ocupe de nuestro caso, ya sea nuestro médico de cabecera, un endocrinólogo o un experto en nutrición, te asesorará de la mejor manera posible para encontrar las causas que explican tu sobrepeso y cuáles son los mejores tratamientos a seguir. En cuanto a la alimentación, este profesional te será de gran ayuda para diseñar una dieta adecuada teniendo en cuenta ciertos aspectos importantes como el estado de salud y la edad. 

Aunque cueste más de lo habitual, perder peso siempre es posible. Solo hay que saber las causas que impiden la pérdida de grasa y tomar las medidas oportunas. Para ello, el apoyo de profesionales en el mundo de la nutrición, como los que tenemos en Welthy, será de gran ayuda para poder llevar una alimentación adecuada a tus necesidades y conseguir una pérdida de peso efectiva y saludable.

Suplementos para conseguir adelgazar

Tienes a tu disposición distintos productos que te ayudarán a adelgazar, pero es importante saber bien qué es lo que estas consumiendo y cómo afecta a tu cuerpo. Es por eso que desde Welthy te hemos preparado un listado con algunos quemagrasas que puedes obtener en el mercado y que te ayudarán a aumentar las calorías. Eso sí, es importante que antes de comprarlos te leas detenidamente sus componentes y adaptes tu dieta a ello.  A continuación te hablamos de las mejores opciones:

  • PhenQ PM: este quemagrasas nocturno tiene una triple acción que te ayudará a perder peso. Por un lado, potencia la quema de grasa durante la noche, pero por otro lado activa los metabolismos lentos y también regula tu apetito, por lo que además de quemar más, vas a tener menos ganas de comer. En su página web podéis encontrar toda la información detallada del producto.
  • PhenQ: del mismo laboratorio pero con un funcionamiento distinto, también recomendamos PhenQ, a diferencia del anterior, este no actúa por la noche, sino que lo hace durante todo el día. Además, actúa en varios frentes, todos ellos dirigidos a hacerte perder peso. Por un lado, ataca la grasa localizada, pero por otro, ayuda a detener la producción de grasa, mejor tu energía y humor y te ayuda a regular el apetito. Si váis a su web desde el enlace de arriba encontraréis toda la información necesaria.
  • Clenbutrol: este quemagrasas está dirigido a hombres, especialmente deportistas que buscan maximizar su ganancia muscular y definir. Cabe señalar esto, pues está pensado para personas muy deportistas y con control sobre su alimentación y ejercicio. En este caso, el método para quemar grasa es la termogénesis, es decir, mediante el aumento de la temperatura. Consigue en su web toda la información necesaria.

OFERTAS EN QUEMAGRASAS

 

2 thoughts on “Por qué no consigo adelgazar”

  1. Me urge bajar de peso ya casi no como y cada día estoy mas gorda. Los exámenes de tiroides me salieron bien, pero tomo antidepresivos, pero nunca me había subido el peso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    ¿Por qué da hipo después de comer?

  • Nutrición

    Cuáles son los carbohidratos de absorción lenta

  • Nutrición

    Diferencia entre alimentación y nutrición

  • Nutrición

    ¿Es bueno tomar manzanilla todos los días?