CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra

Total del carrito

Subtotal 0,00
Total 0,00
Por qué tengo pesadillas todos los días

Por qué tengo pesadillas todos los días

20/05/2022

¿Quieres saber por qué tienes pesadillas? Ten en cuenta que las pesadillas son sueños asociados a algo negativo y provocan un malestar general en forma de miedo o ansiedad. Suelen ser algo común en el caso de los niños, aunque también pueden manifestarse en adultos, independientemente de su edad. Lo que sí ha podido comprobarse es que las pesadillas son más comunes en mujeres que en hombres. 

No es habitual que las pesadillas aparezcan a menudo. Sin embargo, cuando esto sucede, hay que prestarle atención, pues las causas pueden estar asociadas a algún trastorno de tipo neurológico o psicológico. Desde aquí vamos a tratar el tema para saber las razones por las que se pueden tener pesadillas de forma recurrente y cómo poder disfrutar de un sueño reparador y de calidad. ¿Por qué tengo pesadillas todos los días? ¡Te lo explicamos para poder resolverlo!

¿Por qué tengo pesadillas todas las noches?

¿Por qué tengo pesadillas todas las noches?

Las pesadillas que aparecen de forma ocasional son algo frecuente que no debe preocuparnos. El problema es cuando se vuelven recurrentes y van acompañadas de diversos síntomas como sudoración, frecuencia cardíaca acelerada o dificultad para respirar con normalidad.  Es lo que se llama trastorno de pesadillas, una patología rara que se distingue por causar angustia, interrupción del sueño y provocar problemas en la calidad del sueño al generar angustia y miedo.

Las pesadillas son un tipo de sueño algo complejo que provoca miedo en la persona que las padece. Por regla general, en estos sueños, la persona aquejada siente que su vida está en peligro o sueña con una amenaza irreal que pone en riesgo su integridad física. Según el sueño avanza, el miedo aumenta y cuando ese peligro está en su mayor apogeo, es el momento en el que la persona despierta.

Las pesadillas se suceden en la fase REM, es decir, suelen aparecer en la segunda mitad de la noche, aunque en las últimas horas de sueño son más frecuentes. En esta fase, la mente reelabora los recuerdos y reorganiza la memoria, y las pesadillas suelen venir acompañadas de una actividad respiratoria y una frecuencia cardíaca irregulares.

Si te estás preguntando por qué tienes pesadillas todas las noches, lo cierto es que no existen causas concretas que lo expliquen. Ahora bien, diversos especialistas han determinado que existen determinados factores que pueden influir en su aparición: 

    • Estrés y ansiedad. Cuando las personas estamos más angustiados o estresados, nos encontramos más vulnerables anímicamente y es posible experimentar pesadillas de forma recurrente. Tener pesadillas puede ser la forma que encuentra el cerebro para liberar tensiones. 
    • Trastornos del sueño. La persona con mayores posibilidades de tener pesadillas son aquellas que tienen trastornos del sueño, ya sean terrores nocturnos o apnea del sueño
    • Traumas psicológicos. Las personas que han vivido una situación difícil pueden tener dificultad para conciliar el sueño y tener pesadillas recurrentes. Esto puede deberse a un estrés traumático por experiencias complicadas vividas, como puede ser el fallecimiento de un ser querido, un secuestro o ser víctima de abusos. 
    • Ingesta de medicamentos. Consumir determinados medicamentos o incluso la retirada de algunos de ellos puede provocar la aparición de pesadillas. Entre los fármacos más destacados se encuentran los antihistamínicos, los antidepresivos o los medicamentos para el Parkinson, entre otros. 
    • Consumo de sustancias estimulantes o abuso de alcohol. Estas sustancias alteran el sistema nervioso, dando lugar a las temidas pesadillas.
    • Patologías. Las personas que padecen problemas respiratorios o fiebre alta como consecuencia de algún tipo de enfermedad, pueden experimentar malestar a la hora de dormir, lo que puede contribuir a la aparición de pesadillas.

 

¿Qué significa tener pesadillas todos los días?

¿Qué significa tener pesadillas todos los días?

Como ya hemos dicho, las pesadillas pueden sucederse en raras ocasiones o bien aparecer con mayor frecuencia, incluso es posible sufrirlas varias veces en una sola noche. Suelen ser episodios breves , pero intensos, lo que hace que la persona despierte y tenga dificultad para volver a dormir.

Las pesadillas son sueños que parecen muy reales y, a medida que transcurren, se vuelven más inquietantes y desconcertantes. Estos sueños hacen que la persona se sienta enojada, triste, ansiosa, temerosa o asqueada. Además, durante la pesadilla, el corazón puede palpitar fuertemente y la persona puede transpirar durante el tiempo que esté en la cama. 

Normalmente, las pesadillas son recordadas con detalle al despertar, de ahí que luego sea difícil volver a recuperar el sueño. Cuando las pesadillas aparecen raramente, no hay por qué preocuparse. 

Sin embargo, cuando las pesadillas se suceden todos los días, la persona puede experimentar diferentes síntomas que dificultan su día a día. De hecho, el trastorno de pesadillas puede provocar:

  • Incapacidad para dormir bien por miedo a tener otra pesadilla similar. 
  • Problemas de memoria o concentración. 
  • Cansancio y fatiga. 
  • Somnolencia diurna.
  • Problemas para desenvolverse en el día a día en cuestiones relacionadas con el trabajo, la escuela, la familia o en situaciones sociales. 
  • Problemas a la hora de realizar tareas cotidianas, como puede ser cocinar o conducir. 
  • Problemas de comportamiento, como miedo a la oscuridad o mostrar resistencia al irse a dormir. 
  • Problemas en el estado de ánimo, como ansiedad o depresión. 
  • Pensamientos suicidas o intentos de quitarse la vida.

Cuando las pesadillas tienen lugar a menudo, pueden ser el efecto de algún problema psiquiátrico o neurológico, ya sea depresión, esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de estrés postraumático.

 Por esa razón, cuando una persona experimenta pesadillas frecuentemente, las cuales suelen venir acompañadas de síntomas físicos y emocionales complicados, es de vital importancia acudir a un profesional. El objetivo es determinar el origen de su aparición para iniciar el tratamiento y la terapia más adecuados.

¿Qué puedo hacer para no tener pesadillas?

¿Qué puedo hacer para no tener pesadillas?

Normalmente, no hace falta tratar el tema de las pesadillas. Ahora bien, si estos sueños incómodos interfieren en nuestra calidad de vida, es posible iniciar algún tipo de tratamiento. Para hacerlo posible, determinar la causa de este trastorno es clave para saber cuál es el mejor camino a seguir.

Para poder disfrutar de un sueño reparador y evitar las pesadillas, es posible adoptar algunas medidas fáciles de seguir, entre las que destacan las siguientes: 

  • Mantener una higiene del sueño positiva. Es importante contar con un horario fijo para irse a la cama, procurando descansar al menos 7 horas al día. Para hacerlo posible debemos procurar dormir en un ambiente tranquilo y cómodo. En el siguiente artículo te explicamos cuántas horas debes dormir según la edad.
  • Evitar las cenas copiosas y abundantes justo antes de irse a dormir. 
  • Evitar las películas de terror por la noche, pues pueden fomentar la aparición de pesadillas.
  • Sustituir un tratamiento por otro. En el caso de que las pesadillas hayan aparecido al consumir un medicamento nuevo, es conveniente consultarlo con el médico.
  • Realizar ejercicio físico o técnicas de respiración y relajación. Con estos ejercicios podemos reducir la ansiedad y el estrés que nos provoca el día a día.
  • Evitar consumir bebidas alcohólicas y sustancias estimulantes, como café, antes de irse a la cama. 
  • Fijar una rutina relajante antes de acostarse. La idea es realizar cualquier actividad tranquila que sepa calmarte, ya sea tomar un baño relajante antes de dormir o leer un libro.

Cómo tratar las pesadillas en los niños y niñas 

En el caso de que las pesadillas recurrentes afecten a niños, es posible seguir algunos de los consejos anteriores y añadir otros nuevos: 

  • Tranquiliza a tu hijo con paciencia y calma cada vez que se despierte de una pesadilla para impedir que sigan apareciendo.
  • Pide a tu hijo que hable sobre el sueño que acaba de tener. El pequeño se sentirá mejor al describir la pesadilla y contar a sus padres qué le provocaba miedo. Al terminar de relatar la pesadilla, es importante recordarle que no son reales y que no generan daño alguno.
  • Utiliza luz nocturna. Mantén una luz encendida en su habitación, de forma que se encuentre reconfortado si se despierta en mitad de la noche. 
  • Añade otras medidas que puedan aliviar: deja su puerta abierta para que no se sienta solo o déjale su peluche favorito u otro objeto similar con el que se sienta protegido.
Cómo tratar las pesadillas cuando es un trastorno

Cómo tratar las pesadillas cuando es un trastorno

Cuando la causa de la aparición de pesadillas es un trastorno, los tratamientos a seguir pueden ser diversos:

  • Tratamiento médico. Si la aparición de pesadillas recurrentes son consecuencia de alguna enfermedad , lo primero que hay que hacer es diagnosticar la afección médica que se trate y ofrecer el tratamiento adecuado que sirva para frenar el problema de fondo.
  • Tratamiento de estrés o ansiedad. Como ya hemos mencionado, el estrés o la ansiedad puede contribuir con la aparición de pesadillas. Si una persona padece un trastorno de salud mental, es posible hacer terapia, buscar asesoramiento psicológico o realizar técnicas de reducción de estrés para acabar con lo que está provocando la aparición de pesadillas. 
  • Medicación. Emplear medicamentos para acabar con el trastorno de pesadillas no es algo muy frecuente. No obstante, en el caso de las pesadillas asociadas a un trastorno de estrés postraumático, es recomendable utilizar determinados medicamentos. 
  • Terapia de ensayo en imaginación. Suele utilizarse precisamente cuando las pesadillas aparecen como consecuencia de un trastorno de estrés postraumático. La idea es cambiar el final de la pesadilla que solemos recordar al despertar, de forma que deje de convertirse en una amenaza. La idea es ensayar este final mejorado en la mente para que las pesadillas vayan apareciendo con menor frecuencia.

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Por qué después de comer me da sueño