CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
¿Por qué tengo tantos gases?

¿Por qué tengo tantos gases?

18/05/2022 Última modificación: 16/02/2023

El gas presente en el sistema digestivo es algo normal que forma parte del proceso de digestión. Cuando los gases se acumulan en su interior, debe ser eliminado a través de las flatulencias o eructos, situaciones completamente normales. De hecho, también es habitual sentir dolor como consecuencia del exceso de gas, cuando estos se encuentran atrapados o no pueden moverse fácilmente dentro del sistema digestivo. Ahora bien, entre la normalidad y un exceso de gases hay un trecho, y es importante saber detectar cuándo ocurre eso y por qué pasa.

Ciertos alimentos pueden generar mayor cantidad de gases, provocando ese peculiar dolor en nuestro abdomen. Para eliminar la presencia de estos gases tan molestos, a menudo es necesario cambiar los hábitos alimenticios por otros más adecuados, otras veces, hay que tratar el problema de raíz y acabar con la causa que está causando ese exceso de gases. 

Dentro de los trastornos del sistema digestivo que suelen provocar mayor cantidad de gases entre otros síntomas, con el dolor que eso implica, se encuentran la celiaquía o el síndrome del colon irritable. Pero las causas pueden ser múltiples, por eso queremos dedicarle el tiempo que requiere y en el siguiente artículo de la Welthy Magazine te vamos a intentar explicar por qué tengo tantos gases determinando las causas principales de esta condición. 

¿Por qué tengo tantos gases?

¿Por qué tengo tantos gases?

El gas suele formarse en el estómago al tragar aire cada vez que bebemos o comemos, aunque casi todo ese gas es liberado al eructar. Ahora bien, el gas también se forma en el colon cuando los alimentos no se digieren en el intestino delgado y al pasar al intestino grueso son descompuestos en partes más pequeñas por las bacterias buenas que se encuentran en su interior. Las bacterias pueden eliminar un poco del gas, pero el restante se libera al pasar al ano.

Dentro de los alimentos más comunes que provocan gases por su alto contenido de fibra destacan los siguientes: 

  • Verduras
  • Fruta
  • Cereales integrales 
  • Legumbres como los guisantes a los frijoles

Sin embargo, estamos hablando de alimentos que, a pesar de aumentar los gases, también son esenciales para que nuestro cuerpo funcione a la perfección. Y es que poseen los nutrientes y las fibras esenciales que necesitamos para mantener a raya el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, así como para garantizar el buen funcionamiento del sistema digestivo. 

El aumento de gases también puede derivarse por otros elementos alimenticios que suelen formar parte de nuestra dieta diaria, como son: 

  • Las bebidas carbonatadas (cerveza y gaseosas)
  • Los suplementos de fibra 
  • Edulcorantes artificiales (xilitol, sorbitol o manitol)

También algunos hábitos alimenticios pueden explicar su aparición: masticar chicle, chupar caramelos, hablar mientras masticamos, comer muy rápido o beber con pajitas.

Aparición de gases a causa de enfermedades 

La hinchazón, los cólicos por gases o los gases intestinales también pueden aparecer por diversos trastornos médicos: 

  • Enfermedad intestinal crónica (colitis ulcerosa, diverticulitis o enfermedad de Crohn)
  • Intolerancias alimentarias (lácteos, gluten de trigo y otros granos)
  • Estreñimiento que dificulta la eliminación de gases 
  • El aumento del crecimiento bacteriano en el intestino delgado (que puede acarrear diarrea, pérdida de peso y exceso de gases).
¿Qué pasa cuando tienes muchos gases?

¿Qué pasa cuando tienes muchos gases?

Las personas eructan frecuentemente, lo que es una situación completamente normal. Eructar durante las comidas o después de comer es lo habitual. De hecho, el ser humano suele expulsar gases hasta 20 veces al día, aunque a la mayoría de las personas les resulte incómodo tener gases y para ellos eructar o tener que expulsarlos suponga una situación bastante vergonzosa. 

Sin embargo, es algo que debemos hacer para evitar que se acumulen en nuestro interior y ocasionar molestias. Además, hay que tener en cuenta que su expulsión evita que se conviertan en un problema médico.

Pese a que la mayoría de las veces las flatulencias producidas en el sistema digestivo forman parte del proceso del organismo y no llegan a producir ningún síntoma, en ocasiones llega a resultar muy molesto. Sin ir más lejos, los gases pueden provocar síntomas como: 

  • Inflamación u opresión del abdomen
  • Aumento visible del tamaño del abdomen
  • Dolores
  • Calambres 
  • Sensaciones de nudos en el estómago

Si los gases se vuelven intensos o persistentes hasta el punto de generar un dolor intenso o  impedir el hecho de llevar una vida normal, se hace necesario consultarlo con el médico. Sobre todo, cuando los gases vienen acompañados con otros síntomas que pueden explicar la aparición de una patología más grave: diarrea o estreñimiento, pérdida de peso, sangre en las heces, vómitos o náuseas frecuentes, alteración en la frecuencia de las deposiciones o cambios generados en la consistencia de las heces. 

Si sentimos dolor en el pecho o un dolor abdominal fuerte y persistente, lo más aconsejable es acudir a urgencias para obtener una valoración inmediata.

¿Qué hacer para eliminar los gases?

¿Qué hacer para eliminar los gases?

Lo bueno es que es posible prevenir los gases y así evitar la hinchazón, la sensación incómoda de estar llenos y el dolor que se siente en la zona abdominal por la acumulación de los gases. 

Lo único que hay que hacer es realizar pequeños cambios en nuestra rutina diaria y así la situación podrá mejorar significativamente como: 

  • Evitar fumar
  • No consumir bebidas con gas ni bebidas alcohólicas
  • Evitar chupar caramelos o masticar chicle
  • Evitar ciertos medicamentos (no sin consultarlo antes con nuestro médico) 
  • Reducir la ingesta de alimentos que aumentan la producción de gases, como las legumbres (garbanzos, judías o habas) o las verduras (coliflor o coles de Bruselas).

La mayoría de las personas suele encontrar alivio al poner en práctica algunas de estas recomendaciones, aunque no todas las soluciones son igual de efectivas para todo el mundo. Por esa razón, lo más conveniente es probar diferentes alternativas y escoger las que más nos beneficien.

Eso sí: eliminar los gases completamente no es posible, ni tampoco es conveniente, aunque sí podemos eliminar el exceso de los gases que provocan molestias. Cuando hablamos de dolores causados por las flatulencias, pueden ser producto de una enfermedad, por lo que es necesario que el médico haga una exploración para determinar el problema de salud que se trate e iniciar el mejor tratamiento posible, algo que puede aliviar los signos provocados. 

Dieta para reducir los gases

Para reducir la cantidad de gases que el cuerpo produce o hacer que los gases se muevan de forma más efectiva por el sistema digestivo, es necesario realizar ciertos cambios en la dieta. Si quieres ponerlo en práctica, lo mejor es registrar los pasos a seguir y los síntomas de gases producidos por estos cambios para saber cuáles son las mejores opciones. Por ejemplo, puesto que cada individuo es diferente, es posible que en algunas situaciones se tengan que eliminar algunos alimentos y reducir la cantidad a consumir en el caso de otros.

Sea como sea, para reducir los signos y efectos de los gases, conviene eliminar o reducir la ingesta de los siguientes elementos: 

  • Alimentos ricos en fibra que pueden provocar el aumento de gases como es el caso de los siguientes: brócoli, cebolla, repollo, frijoles, espárragos, ciruelas, peras, coliflor, coles de Bruselas, harina integral, manzanas o el salvado. Para saber cuáles son los alimentos que pueden provocarte más gases, puedes empezar por evitar los alimentos ricos en fibra que sueles consumir durante un tiempo para volver a incorporarlos en tu dieta de forma paulatina. De cualquier forma, para que sigas contando con una alimentación sana dotada de fibra, lo más conveniente es hablar con un especialista en materia de salud o nutrición.
  • Productos lácteos. Los productos lácteos pueden provocar un aumento en la producción de gases, de ahí que reducir su consumo pueda aliviar los síntomas. También es posible probar derivados de la leche o lácteos libres de lactosa para contribuir con una mejor digestión. 
  • Elementos que sustituyen el azúcar. Ya hemos hablado anteriormente de ellos. La idea es reducir su consumo, directamente eliminarlos o probar otras alternativas diferentes. 
  • Evitar bebidas carbonatadas o con gas. 
  • Practicar ejercicio para mover el intestino y evitar acumular más gases. Caminar o hacer yoga después de comer puede contribuir a relajar los músculos del intestino y facilitar la circulación del gas.
  • Alimentos grasos y fritos. La grasa alimentaria no contribuye a la desaparición de gases, más bien todo lo contrario, es decir, retarda su eliminación de los intestinos.
  • Agua. Es aconsejable beber agua en todas las comidas y a lo largo del día para prevenir el estreñimiento, situación que impide la eliminación de gases. 
  • Suplementos de fibra. Si tomas alguno de ellos, es necesario hablar con el médico para determinar cuál es el suplemento de fibra idóneo que puede contribuir con tu bienestar digestivo.
  • Comer despacio. Si te mueves mientras comes o ingieres tus alimentos demasiado rápido, puedes provocar que entre más aire a tu cuerpo, lo que generará más gases. Comer despacio facilitará la digestión y evitará la aparición de diversas molestias asociadas a la hinchazón y la indigestión. 
  • Tomar probióticos. Este tipo de suplementos sirven para tratar dolencias de tipo digestivo al conceder bacterias beneficiosas al intestino. Algunas cepas de probióticos efectivos pueden aliviar el dolor abdominal, así como reducir los gases intestinales y la hinchazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Qué comer para la hipertensión

    La hipertensión arterial es una condición muy común en nuestro país. De hecho, junto al sedentarismo…

    LEER
  • Nutrición

    Qué comer cuando tienes gases

    ¿Quieres saber qué comer cuando tienes gases? Los gases son una condición de salud que afecta…

    LEER
  • Nutrición

    Qué comer antes de entrenar para ganar masa muscular

    En Wetlhy tenemos muy claro que una alimentación adecuada puede maximizar los resultados del ejercicio. De…

    LEER
  • Nutrición

    ¿La fruta por la noche engorda?

    Con la importancia que tiene la dieta en nuestra salud resulta impactante la cantidad de bulos…

    LEER