CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Qué alimentos no se pueden comer en el embarazo

Qué alimentos no se pueden comer en el embarazo

Nutricionista Luisa Castillo

11/10/2022 Última modificación: 17/11/2023

¿Quieres conocer qué alimentos no se pueden comer en el embarazo? El cuerpo de la mujer está perfectamente preparado para que el bebé se desarrolle con total normalidad. Sin embargo, llevar una alimentación saludable puede ayudar a la madre para realizar esta labor de forma encomiable. Ahora bien, no todos los alimentos están recomendados, por eso es conveniente saber qué puede comer una embarazada. En Welthy hemos diseñado un menú obstetricia para embarazo y lactancia para que no tengas que preocuparte por nada durante estos momentos tan importantes de tu vida.

Pero si quieres saber más, en este artículo de la Welthy Magazine vamos a mostrarte qué alimentos están prohibidos durante el embarazo y cuáles son mejor evitar durante estos 9 meses. Se trata de una pequeña guía de nutrición especialmente diseñada para embarazadas, aportando las respuestas alimentarias que necesitas durante esta etapa tan bonita. 

Sin embargo, antes de hacerlo debemos advertirte que no todos los embarazos son iguales, de ahí que sea necesario visitar a profesionales de la salud para controlar tu caso y poner en práctica ciertos cambios específicos en tu dieta.

¿Qué no se puede comer en el embarazo?

¿Qué no se puede comer en el embarazo?


Si quieres saber qué alimentos no se pueden comer en el embarazo, tienes que tener en cuenta que, en general, las dietas para embarazadas se asemejan bastante a la dieta saludable de cualquier persona. 

Ahora bien, existen alimentos más completos a los que una mujer embarazada debe recurrir regularmente, mientras que deberá eliminar otros de su dieta, como es el caso de los alimentos con un alto contenido de azúcar o los procesados, las conocidas como calorías vacías.

Dentro del listado de alimentos que NO pueden comer las embarazadas para proteger al feto destacan las siguientes: 

  • Hígado
  • Sushi
  • Carne cruda
  • Quesos
  • Zumos no pasteurizados
  • Huevos crudos 
  • Leche sin pasteurizar

De cualquier forma, a continuación vamos a darte más detalles sobre los alimentos que están prohibidos durante el embarazo. ¡Toma nota de ellos!

Marisco, pescado crudo y pescado con mercurio 

El pescado que posee un alto contenido de mercurio debe ser descartado por completo. Es el caso del atún, el bacalao, la caballa y el pez espada. En ese sentido, está permitido comer lomos de atún sin excederse demasiado. 

Por tanto, las fieles seguidoras del marisco o del sushi, deberán dejar sus caprichos a un lado durante el tiempo que dure el embarazo, pues estos alimentos son propensos a tener parásitos o bacterias. En cuanto al pescado ahumado, también debe ser eliminado de la dieta. 

Quesos sin pasteurizar 

Dentro de los alimentos que no puede comer una embarazada también están los quesos sin pasteurizar, como es el caso del brie, del queso feta o del camembert. Todos estos quesos suaves están elaborados con leche cruda y pueden contener bacterias de la listeria. 

Para saber qué quesos podemos tomar durante el embarazo basta con leer el etiquetado y rechazar los que no estén pasteurizados.

Leche y zumos sin pasteurizar 

Tanto igual sucede en el caso de la leche y los zumos. En estos casos, tanto la leche como el zumo recién exprimido pueden contener bacterias contraproducentes para el feto, como la salmonela o la listeria, y deben estar totalmente prohibidos durante el embarazo.

Huevos crudos 

En este caso no solo nos referimos a los huevos crudos, algo que no solemos consumir con habitualidad, sino a los huevos poco hechos y a los alimentos que hayan sido elaborados a partir de huevos poco cocidos. Básicamente, nos referimos a los huevos revueltos, la masa para galletas, los huevos pasados por agua o la masa para hacer pasteles. 

En el supermercado también nos podemos encontrar con comidas que contienen huevos poco cocinados, como es el caso de algunos postres, helados, aliños y ensaladas. Por tanto, durante esta etapa únicamente se pueden comer huevos pasteurizados que estén bien cocidos.

Carnes y aves poco hechas  

La carne cruda o poco cocida también debe evitarse durante el embarazo al poder contener la bacteria de la listeria. En estos casos, hay que evitar la carne que se encuentra poco hecha y volverla hacer para que esté bien cocinada por dentro. 

Si estás embarazada y te gusta mucho la carne, puedes optar por comer un entrecot o un solomillo bien cocinado. También es preciso descartar los embutidos, salvo los cocidos, y los patés refrigerados. 

Brotes crudos o poco cocidos 

Los brotes que suelen utilizarse en ensaladas deben cocinarse bien y evitar ser consumidos en su estado crudo para evitar una contaminación bacteriana. Es el mismo riesgo que conllevan las frutas y verduras sin lavar, algo en lo que profundizaremos más adelante.

¿Qué verduras no se pueden comer durante el embarazo?

¿Qué verduras no se pueden comer durante el embarazo?

En general, todas las verduras son aconsejables al aportar vitaminas y minerales necesarios para el organismo. Su consumo disminuye el riesgo de anemia por su contenido en hierro, ayuda a controlar la presión arterial por el potasio y previene la diabetes. 

Lo cierto es que comer verdura durante el embarazo es muy saludable para permitir que el feto se desarrolle adecuadamente y evitar posibles malformaciones congénitas. Asimismo, su ingesta previene enfermedades infantiles, combate el estreñimiento, fortalece el sistema inmunitario y contribuye a la buena formación de los huesos del feto por su aporte de calcio. 

No obstante, a pesar de sus múltiples beneficios, hay que prestar mucha precaución a las verduras crudas y lavarlas adecuadamente para evitar riesgos innecesarios. Al estar cultivadas en el suelo, las verduras pueden contener un parásito denominado toxoplasma gondii, el cual es muy peligroso al estar relacionado con abortos y otras situaciones complicadas durante los primeros meses de embarazo. 

Para prevenir la toxoplasmosis, es preciso lavar muy bien las verduras antes de ser consumidas. De igual forma, conviene limpiar los utensilios empleados y almacenarlas en un sitio adecuado para evitar el contacto con otro tipo de alimentos como la carne cruda.

Todas las verduras están permitidas durante el embarazo, pero las crudas pueden contener bacterias asociadas a la listeria o la salmonella, que pueden ser muy peligrosas para el feto, por lo que conviene cocinarlas antes. 

Además, consumir verdura cruda puede provocar la aparición de gases. Esto se debe a que los carbono hidratos complejos no digeribles que contienen alimentan a las bacterias del intestino grueso, provocando el temido gas en el tracto intestinal. 

Para lavar adecuadamente la verdura, sigue estos consejos y podrás consumirla sin problema. Eso sí, recuerda que es mejor cocinarla. 

  • Para lavar la verdura utiliza agua potable y rechaza el agua procedente de la lluvia. 
  • Limpia el recipiente y el lugar donde vas a colocar y limpiar tus verduras, y limpia cualquier resto de suciedad de los utensilios a utilizar. 
  • Antes de manipularlas, asegúrate de limpiarte las manos. Una vez termines, límpialas de nuevo. 
  • Si has de quitar los tallos o pelar las verduras, ponlas antes debajo del grifo de agua sin utilizar detergente o jabón. La coliflor y el brócoli son excepciones, pues lo recomendable es quitar sus tallos y hojas con anterioridad para después limpiarlas correctamente. 
  • Aquellas verduras que tengan huecos, surcos o piel gruesa, lávalas debajo del grifo de agua con ayuda de un cepillo. 
  • Una vez hayas terminado, sécalas con papel de cocina y evita el empleo de paños de cocina, pues pueden contener microorganismos que pasarían a las verduras.

 

¿Qué frutas no se pueden comer durante el embarazo?

¿Qué frutas no se pueden comer durante el embarazo?

Cualquier dieta de adelgazamiento que se precie está dotada de frutas. Durante el embarazo también es recomendable consumirlas, aunque existen ciertas excepciones que hay que considerar. 

La mayoría de las frutas cuentan con un alto contenido de ácido fólico, hierro y vitamina C. Estos nutrientes son necesarios para que el crecimiento del feto se desarrolle con efectividad. De hecho, contribuye en la formación de sus órganos. 

Las frutas forman parte de cualquier dieta saludable al ser ricas en fibra; sustancia que previene el estreñimiento y la aparición de hemorroides durante el embarazo. Además, contienen muchas vitaminas que contribuyen con el sistema inmunológico, la vista, los tejidos, los huesos y el desarrollo de las células. Asimismo, protegen al cuerpo de infecciones y facilitan la reproducción celular y la formación de hormonas.

La fruta contiene mucho potasio, hierro, calcio y magnesio; sustancias que controlan la tensión sanguínea, previenen la anemia y favorecen la formación de dientes y huesos. Además, favorecen la hidratación al aportar hasta un 90% de agua.

Una embarazada puede comer fruta y no hay ninguna en concreto que deba evitar. Sin embargo, hay que ser precavidos y tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Frutas sin lavar. Tal y como sucedía con las verduras, antes de comerlas es necesario lavarlas bien. Las bacterias y parásitos pueden encontrarse en la piel y afectar a la madre y al hijo. 
  • Evitar fruta transgénica. En realidad, no existe ningún estudio que haya demostrado que este tipo de fruta tenga efectos secundarios. Sin embargo, lo más conveniente es optar por fruta orgánica y evitar el riesgo de pesticidas en fresas, uvas, peras, arándanos, cerezas y manzanas.
  • No comprar zumos no pasteurizados. Como ya hemos mencionado, estos jugos pueden contener patógenos perjudiciales. De cualquier forma, cuando se pasteurizan estos productos, los minerales y vitaminas de la fruta se reducen bastante. Por esa razón, es recomendable evitarlos y consumir fruta fresca.
  • No abusar de las frutas ácidas. Los cítricos y la piña también están recomendados, aunque si se toma mucha cantidad puede causar reflujos o acidez estomacal.

Todas las frutas están permitidas en el embarazo, pero aquellas embarazadas que tengan diabetes deberán controlar la ingesta de las frutas que tengan un alto nivel de azúcar, como es el caso del mango o las uvas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Nutrición

    Por qué después de comer me da frío

  • Nutrición

    Cuántas veces debo comer al día

    En la sociedad actual, con un ritmo de vida muy acelerado, a veces resulta complicado seguir…

    LEER
  • Nutrición

    Dieta ayurveda para adelgazar

  • Nutrición

    ¿Por qué tengo tantos gases?