CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Qué comer cuando te sacan una muela

Qué comer cuando te sacan una muela

Nutricionista Luisa Castillo

30/05/2023

¿Quieres saber qué comer cuando te sacan una muela? La extracción de una muela supone la inflamación de la zona afectada y las consecuentes molestias que se generan tras la intervención. El dolor puede ir en aumento una vez que han transcurrido 24 horas, un proceso que se alarga hasta una semana en aquellos casos en los que puede desarrollarse una infección. Los músculos y la mandíbula se pueden ver afectados, algo que puede influir, incluso, a la hora de abrir y cerrar la boca.

Las consecuencias de haber sacado una muela también se comprueban especialmente a la hora de comer. No es fácil masticar cierto tipo de comidas; además, se debe de tener cuidado de no dañar la zona en la que se ha producido la cirugía, de tal manera que se detectan ciertos dolores que convierten el placer de comer en un auténtico martirio. Por esta razón, se hace necesario conocer qué alimentos se pueden consumir una vez que te sacan una muela.

A continuación, en la Welthy Magazine te explicamos qué comer cuando te sacan una muela, así como otros consejos respecto al tiempo se debe esperar para comer después de la extracción de una muela, cómo hacer que sane más rápido y qué es lo que no se debe hacer una vez que la han sacado.

Qué comer cuando te sacan una muela

Las complicaciones tras una cirugía dental pueden ser realmente dolorosas si no se cuida correctamente la zona intervenida. El tiempo de recuperación implica un proceso de prevención que evite, así, el deterioro de los dientes. Es entonces cuando surge una cuestión determinante: ¿qué comer cuando te sacan una muela? Evidentemente, el tipo de alimento que se consuma puede afectar a la encía o la zona intervenida, por lo que se hace necesario controlar las comidas durante el tiempo de sanación.

Una buena alimentación es imprescindible para promover una recuperación rápida y eficaz. Esto supone bastantes días en los que se debe hacer un esfuerzo para recuperarse; por eso, no todos los alimentos y bebidas son adecuados para su consumo tras la extracción de una muela. Hay que tener en cuenta que la cirugía puede complicar la masticación, de tal manera que se debe prestar seria atención a los cuidados que se deben hacer durante ciertos días hasta que se note una mejoría.

En primer lugar, hay que destacar que sí se puede comer tras haberse extraído una muela. Obviamente, hay que esperar a que la boca deje de estar adormecida por la anestesia, es decir, que es fundamental evitar posibles problemas o riesgos como morderse la lengua o el labio. La idea es que te encuentres en plenas facultades para la masticación y que puedas saborear correctamente la comida. Del mismo modo, hay que esperar a que no haya sangrado, ya que cambiaría demasiado el sabor de la comida.

En segundo lugar, es imprescindible recurrir a alimentos blandos el tiempo que se considere oportuno. Esto te permite cumplir igualmente con una alimentación y no renunciar a los nutrientes esenciales, pero sin la necesidad de masticar productos duros. ¿Cuáles serían los más recomendables? Cremas de verduras, batidos, yogures, fruta blanda, compota, etc. 

Una vez que se haya comprobado una ligera mejoría tras haber transcurrido unos días, es posible consumir otros alimentos semiblandos: huevo, frutas blandas, pescado, pan de molde, verduras cocidas, etc. De momento, es preferible dejar a un lado la carne dura u otros productos que puedan suponer una masticación considerable. Solo así se evita el riesgo de provocar un sangrado o la apertura de la herida.

Gradualmente, se pueden ir incorporando aquellos alimentos que sí se puedan masticar. En el caso de que se quiera introducir la carne en la dieta, es preferible comenzar con pollo o pavo cocido. Las carnes rojas o aquellas que sean más resistentes, es preciso que no se consuman hasta que no se encuentre la zona intervenida en plenas condiciones como para masticar con fuerza.

¿Cuánto tiempo debo esperar para comer después de una extracción de muela?

El tiempo que se debe esperar para comer tras realizarse la extracción de una muela va a depender del tipo de cirugía. En el caso de que esta no haya sido complicada, teniendo en cuenta que no ha habido infección ni tampoco se haya tenido que retirar el hueso, se pueden consumir algunos alimentos blandos una vez que han transcurrido 2 horas. Por supuesto, hay que esperar a que se hayan pasado los efectos de la anestesia. El adormecimiento de la zona intervenida puede alargarse algo más de ese tiempo, pero no resultará un impedimento como para consumir algunos alimentos blandos.

En el caso de que se haya realizado una cirugía más severa, cabe la posibilidad que las horas para el consumo de alimentos se alargue a 3 o 4 horas. Eso sí, siempre va a ser la dieta blanda la que se tome como referente en las comidas. 

Por otro lado, es recomendable no consumir alimentos calientes o picantes durante las siguientes 48 horas. Esto podría repercutir demasiado en la cirugía. Los alimentos fríos ayudan a desinflamar la hinchazón y favorecen la recuperación, un proceso realmente importante si se quieren evitar otros problemas.

¿Cómo sanar más rápido cuando te sacan una muela? 

Una vez que se ha realizado la cirugía es importante sanar rápido para que puedas hacer vida normal. El objetivo es que se pueda comer con normalidad y disfrutar de los alimentos sin temor a que haya un sangrado o la apertura de la herida; por eso, se pueden tener en consideración algunos consejos oportunos que, al fin y al cabo, pueden ser de gran utilidad si se quiere sanar más rápido tras sacarse una muela.

Lo más importante de todo es mantener constantemente el cuidado, es decir, no hay que forzar la zona afectada con una masticación que suponga un empeoramiento de las encías o que, por otro lado, se genere una rotura de los puntos. Hay que ser muy cautos; por eso, la prevención es la primera herramienta que se debe tener en cuenta cuando te sacan una muela. 

En el caso de que sangre la encía o la herida, es recomendable morder una gasa. De esta manera, se realiza una presión eficaz como para que coagule antes la sangre. A partir de ahí, no es bueno hacer enjuagues. El proceso natural del cuerpo es que la sangre cierre la herida y se proceda, así, a la curación. 

Si se considera oportuno, el reposo es el mejor sistema para lograr cierta calma en la zona afectada, de ahí que no sea apropiado hacer deportes o actividades que supongan un sobreesfuerzo o impacto. En el caso de que haya una inflamación severa, se puede emplear hielo para bajar la hinchazón.

En las horas de descanso, no se recomienda apoyar la cabeza en el lado donde se encuentra la cirugía. Se recomienda dormir boca arriba o con la cabeza apoyada en el lado opuesto. En este sentido, se evita una presión intensa sobre la herida y se previene la posibilidad de que haya un sangrado inesperado.

¿Qué no se debe hacer cuando te sacan una muela?

La extracción de una muela no debe generar problemas, siempre y cuando se mantengan las medidas adecuadas de prevención y cuidado. Hay que evitar a toda costa el desarrollo de una infección; por eso, es importante no forzar la zona donde se ha hecho la cirugía. Esto supone no comer alimentos que requieran un esfuerzo o que tengan que ser masticados con intensidad. Hay que valorar la idea de hacer dieta blanda durante el tiempo que sea oportuno.

Para cortar el sangrado, es preciso emplear una gasa; sin embargo, no hay que tenerla demasiadas horas presionando la herida. Una vez que se note que ha cumplido su función y que se ha cortado el sangrado, se puede retirar. A su vez, no es bueno hacer enjuagues durante las primeras 24 horas, del mismo modo que no es conveniente lavar los dientes severamente en la zona afectada hasta que no mejore la herida; en el fondo, no es bueno que pueda haber un raspado o frotado, teniendo en cuenta que esto puede generar ciertos problemas.

Por otro lado, no es bueno fumar o tomar alcohol, del mismo modo que no es preciso tomar alimentos picantes. Todo aquello que pueda generar un calor intenso en la herida es perjudicial, de ahí que no se recomienden focos de calor directos. Lo más conveniente es que se aplique frío cuando sea oportuno.En definitiva, los excesos que se puedan hacer una vez que te sacas una muela pueden llevar a un problema mucho mayor: el desarrollo de una infección. Hay que tener en cuenta los consejos mencionados y evitar los riesgos para que se pueda curar cuanto antes la herida y que se pueda disfrutar de nuevo de una comida plácida y agradable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Fitness

    Qué alimentos no se pueden comer en el embarazo

  • Coaching

    Hormona de la felicidad: Nombre y Cómo aumentarla

    La Hormona de la Felicidad existe y se puede aumentar de forma natural. ¡Te explicamos cómo!

    LEER
  • Nutrición

    Qué alimentos contienen carbohidratos que engordan

  • Nutrición

    ¿Cuántos dientes tenemos?