CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra

Total del carrito

Subtotal 0,00
Total 0,00
Una mujer embarazada puede viajar en avión

Una mujer embarazada puede viajar en avión

21/09/2022

Estar embarazada es un proceso de cambios constantes que nos hace plantearnos cada pequeña decisión como un paso sumamente importante. Es natural enfrentarse a las situaciones que conocemos como cotidianas desde un punto de vista mucho más moderado y que tomemos precauciones en todo momento para el bienestar de nuestro bebé. En este sentido, una duda habitual entre gran parte de la población es si una mujer embarazada puede viajar en avión. Desde un principio ya te decimos que sí, una embarazada puede viajar en avión. Pero para ello, es muy importante conocer los motivos, ya que siempre es importante tener toda la información necesaria a mano. En el siguiente artículo de la Welthy Magazine te lo contamos.

¿Una mujer embarazada puede viajar en avión? Sí

¿Una mujer embarazada puede viajar en avión? Sí

A continuación, queremos responder a algunas de las preguntas más frecuentes realizadas por mujeres embarazadas antes de decidir viajar en avión.

¿Es necesario contar con un certificado médico?

Por norma general, aunque depende de la compañía aérea, solo es necesario contar con un certificado médico una vez se han superado las 32 semanas de gestación. Asimismo, el certificado debe haber sido realizado una semana antes de realizar el vuelo.

¿Hasta qué semana es recomendable viajar?

Es posible viajar sin complicaciones hasta la semana 37 y 32 en caso de embarazo múltiple. Superadas estas semanas de gestación es mejor evitar realizar viajes largos para ahorrarse el desgaste del viaje que, aunque en raras ocasiones, puede provocar que el parto se adelante respecto a la fecha estimada.

¿Es posible hacer viajes largos estando embarazada?

Es posible, pero siempre que sea posible se deben evitar viajes con más de seis horas de duración para tratar de evitar problemas de circulación. Aun así, es posible realizarlos siempre y cuando se sigan las pautas que se explican más adelante.

¿Pueden las radiaciones afectar a mi bebé?

No hay ningún tipo de riesgo para el feto. La exposición a los rayos X al pasar por los arcos de seguridad no supone ningún tipo de riesgo para el bebé. Las radiaciones que los controles de seguridad emiten son de baja frecuencia y, por lo tanto, nada peligrosas para la embarazada y su bebé. 

Hay que recordar que estos controles suponen un contacto corto y puntual por lo que solo las azafatas de vuelo embarazadas, que sí deben pasar por varios controles de seguridad durante su trabajo, necesitan pedir una baja por maternidad durante las últimas semanas de embarazo para evitar posibles riesgos.

¿Y el cambio de presión atmosférica?

Es cierto que durante el despegue se produce un cambio brusco de presión atmosférica dentro de la cabina y que este puede afectar al intercambio de oxígeno a través de la placenta, pero, al igual que sucede con los controles de seguridad, este efecto transitorio no es peligroso ni para la madre ni para el bebé.

¿En qué casos una mujer embarazada no puede viajar en avión?

Es importante recordar que solo nuestro médico o ginecólogo cuentan con el historial médico para evaluarnos. Por lo tanto, serán quienes den el visto bueno a la hora de certificar que somos aptas para realizar un viaje en avión.

Igualmente, se desaconseja viajar a las mujeres embarazadas que:

  • Sufran algún tipo de hemorragias o tengan problemas de coagulación.
  • Que ya hayan experimentado parto prematuro, rotura temprana de bolsa, anomalías de la placenta o haya sufrido un aborto.
  • Tengan antecedentes de hipertensión arterial y diabetes.
  • Padezcan de anemia severa.
¿Cuántos meses de embarazo se puede viajar en avión?

¿Cuántos meses de embarazo se puede viajar en avión?

Una vez comprendido que una mujer embarazada puede viajar en avión, siempre y cuando sean viajes ocasionales, es muy importante conocer cómo puede afectar el periodo de gestación en el que nos encontremos al realizar el viaje.

Durante el primer trimestre de embarazo, un viaje en avión puede resultarnos bastante incómodo, sobre todo si vamos a realizar un vuelo de larga duración. Recordemos que durante el primer trimestre es muy habitual padecer de náuseas y vómitos, por lo que los cambios de presión y altitud pueden suponer un incremento de estos síntomas tan molestos a la hora de viajar; más aún cuando la movilidad dentro del avión es tan reducida y el baño es compartido.

El segundo trimestre es el periodo ideal en el que una mujer embarazada puede viajar en avión; sobre todo entre las semanas 14 y 27 de embarazo.

Pasado este periodo que, según de la mayoría de expertos acaba en la semana 27 de embarazo, viajar en avión puede ser mucho más incómodo y complicado, aunque sigue siendo seguro para las mujeres embarazadas. De ahí que sea necesario contactar directamente con la aerolínea antes de comprar el billete. 

A partir de este nuevo trimestre, las embarazadas empiezan a sufrir cambios más severos en su cuerpo, peso y volumen, lo que deriva en migrañas o fuertes dolores de cabeza, dolores de espalda y posturales debidos al nuevo tamaño que toma la barriga de la embarazada. Todo esto, sumado a la falta de movilidad que permiten los viajes del avión hará que el viaje sea mucho más incómodo.

Aunque, en ese caso, por lo general y si no existe ninguna contraindicación médica dictaminada expresamente, la mayoría de las compañías no ponen problemas a la hora de viajar siempre y cuando no se supere la semana 36 y hasta la semana 32 de embarazo en el caso de parto múltiple. Y, si en este último caso se quiere realizar el vuelo, la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) hace especial hincapié en que se consulte previamente a cada compañía aérea.

A continuación, queremos exponer algunos de los términos específicos de algunas de las compañías aéreas más conocidas:

  • Iberia: Hasta la semana 28 de embarazo la compañía no necesita que la embarazada presente ningún tipo de certificado médico. Desde ahí en adelante, concretamente en la semana 32 para embarazo múltiple, si es necesario dicho certificado.
  • Ryanair:Al igual que sucede con Iberia se puede viajar sin certificado hasta la semana 28. La propia página ofrece un formulario que debe ser rellenado y fechado con dos semanas de antelación.
  • Vueling: Con certificado médico desde la semana 28 y hasta la 25 inclusive. A partir de la semana 36 la compañía no acepta viajes de mujeres embarazadas.
  • Air Europa: Las embarazadas pueden volar sin certificado hasta la semana 28. Pasado este periodo será el equipo médico de la compañía quien de la autorización para realizar el vuelo.
  • Air France: una de las compañías más permisivas para volar estando embarazada. Aun así, recomiendan realizar una consulta médica previa al viaje.
  • Air Berlin: La compañía permite el viaje a embarazadas hasta un mes antes de la fecha prevista para el parto.
  • American Airlines: En este caso, la propia compañía es quien no recomienda no volar a mujeres embarazadas durante los 30 días anteriores a la fecha prevista para el parto. Igualmente, es necesario llevar un certificado médico que indique que la embarazada puede realizar el viaje.
  • British Airways: Por último, la compañía permite volar a mujeres embarazadas que superen las 28 semanas de embarazo siempre y cuando se incluya el historial médico y la fecha prevista para el parto.

Durante las últimas semanas de embarazo se recomienda no viajar en avión, especialmente si son viajes largos que desgasten y cansen a la madre antes de dar a luz. Por ello, se considera poco aconsejable viajar en avión estando embarazada superada la semana 37, ya que se corre el riesgo de acelerar el parto.

¿Qué riesgo hay de viajar en avión estando embarazada?

¿Qué riesgo hay de viajar en avión estando embarazada?

Una mujer embarazada puede viajar en avión sin que esto suponga grandes riesgos para ella o para el bebé. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en caso de realizar un viaje de larga duración más allá del tercer trimestre de gestación, es posible sufrir una trombosis venosa provocada por la falta de movilidad durante el trayecto.

No hay que alarmarse, sencillamente debemos seguir pasos tan sencillos como los que se explican a continuación:

  • Viajar con ropa cómoda y amplia. Además, si contamos con algún problema de circulación, es recomendable viajar con medias de compresión que nos ayuden a mejorar la circulación durante el viaje.
  • Elegir asientos que faciliten nuestra movilidad. Por ello, siempre que sea posible, se recomienda elegir pasillo antes que un asiento cerca de la ventanilla. Del mismo modo, es mejor que el asiento esté siempre cerca del baño.
  • Sentarnos siempre en una postura cómoda.
  • Tratar de mantener en movimiento todo el tren inferior del cuerpo, realizando movimientos rotativos de pies y tobillos, cambiando la posición de las piernas y masajeando la zona para reactivar la circulación.
  • Siempre que sea posible es aconsejable dar pequeños paseos por las zonas habilitadas dentro del avión.
  • Mantenerse hidratada. Beber agua y otras bebidas naturales durante el viaje nos mantendrá más despiertas y activas
  • Del mismo modo, deben evitarse comida pesadas y copiosas durante el viaje. Es preferible comer varias veces en pequeñas cantidades que una única vez durante el trayecto.
  • Debemos abrocharnos el cinturón de seguridad siempre por debajo del abdomen, justo en la zona pélvica. Ajustado, que no apriete en ningún caso.

Con estos consejos, una mujer embarazada puede viajar en avión sin correr ningún tipo de riesgos ni para ella ni para su bebé. El embarazo, aunque a veces pueda ser un pequeño impedimento para la vida diaria, no tiene por qué ser un tabú a la hora de seguir haciendo todo lo que nos gusta. Sencillamente, se debe actuar en consecuencia y siempre bajo el asesoramiento profesional.

TE PODRÍA GUSTAR

  • Fitness

    Cómo eliminar la flacidez de la barriga después del parto