Ha bajado la temperatura, las hojas empiezan a caer, las lluvias asoman con más regularidad… Efectivamente, el otoño ya está aquí, y con él las tardes y noches de sofá manta. Con la llegada del frío nuestra alimentación cambia. Nuestro cuerpo nos pide comidas más calientes, y debemos darle lo necesario para que pueda adaptarse bien al nuevo ritmo estacional y al nuevo clima.

Comer de forma equilibrada implica muchas cosas. Por un lado, es necesario evitar los excesos, comer lo necesario en las distintas comidas del día. Pero tal y como explicamos en el manifiesto de Welthy, no solo es necesario respetar nuestro cuerpo con comida rica y sana, sino que debemos respetar nuestro entorno comiendo productos de proximidad y de temporada.

El otoño es una estación que nos brinda geniales productos de temporada, que ayudarán a nuestro cuerpo a adaptarse a los nuevos horarios y temperatura, y que además solo podrás disfrutar durante esta época. Es por eso que en este artículo queremos darte una fantástica receta otoñal para que puedas saborear todo lo bueno que nos trae el otoño manteniendo tu dieta saludable. Sigue leyendo y te explicamos paso a paso la receta de arroz rojo con ternera, calabaza y castaña. ¡Disfrútalo!

Calabaza, setas y castañas, productos 100% otoñales

La calabaza, las castañas y las setas son productos de temporada. No solo son deliciosos y casan perfectamente con muchas recetas típicas de estos meses, sino que son muy interesantes a nivel nutricional. A continuación te explicamos más cosas sobre estos productos:

Castañas

Así como las almendras, los piñones o las avellanas, estos frutos secos son un gran aporte calórico. No obstante, su alto nivel de vitaminas, nutrientes, hierro o fósforo las hacen ser un genial aperitivo para matar el hambre y un complemento ideal para muchísimas recetas.

Las castañas se encuentran en abundancia en muchas regiones españolas, de hecho, este producto fue esencial en la alimentación de nuestros antepasado hasta la introducción de la patata. La temporada de la castaña va desde octubre hasta diciembre, cuando podemos comerla en multitud de formas.

Aunque lo más habitual es comerla asada (¿Quién puede resistir a la tentación del olor de castañas de los puestos ambulantes?), hay otras maneras de cocinarla, incluso comerla cruda. En esta receta te explicaremos una forma de integrarla a tus platos que quizás nunca habías probado.

Calabaza

La calabaza es otra de las delicias que nos brinda la estación otoñal. Inexplicablemente, en nuestro país no goza de la popularidad que tienen en otras latitudes, no obstante, cada vez es más la gente que la incorpora en sus recetas y disfruta del fantástico sabor de este alimento. Al vapor, cocida, al horno o en forma de chips, la calabaza es un producto muy versátil que se puede adaptar a cualquier tipo de cocina, además, sus propiedades nutricionales son muy interesantes.

Las calabazas nos dan un gran aporte vitamínico y mineral, además, aportan muy pocas calorías, algo que puede interesar a aquellos que sigan una dieta para adelgazar. Entre las vitaminas que nos aportan, destacan los betacarotenos y antioxidantes, como la E y la C. Pero también proporcionan licopeno y distintas vitaminas del grupo B, como el ácido fólico. A nivel mineral, de la calabaza podemos extraer fósforo, potasio, magnesio, cinc y hierro.

Aunque hay muchos tipos de calabaza, incluso de verano, las que comemos nosotros son de otoño. Su temporada se alarga de septiembre a noviembre, el mejor momento para disfrutar de su dulce sabor, como en el plato que te explicamos en este artículo.

Setas

Seguramente son el ingrediente estrella del otoño. Aunque desde hace años podemos encontrarlas durante todo el año gracias a los invernaderos, la realidad es que nada supera la sensación de comer unas setas de temporada, más si las has cogido tu mismo del bosque. Las setas y su recolección son una auténtica religión en regiones como Cataluña y el País Vasco. De hecho, aunque sea básicamente en estas regiones donde se buscan, España tiene una gran riqueza micológica.

Este producto tienen muchas formas y sabores, no obstante, todos tienen un gran contenido de proteínas y un valor biológico altísimo. Además, son muy ricas en minerales como fósforo, hierro y potasio.

Ahora que ya sabes un poco más sobre los productos de esta receta de arroz rojo con ternera, calabaza y castaña, te explicamos cómo cocinarla.

Receta de arroz rojo con ternera, calabaza y castaña

Receta para 2/3 personas

Ingredientes:

· 150g de arroz rojo

· 200g de setas

· 200g de calabaza limpia

· 100g de caldo de pollo

· 450g de jarrete

· 90g de castaña pelada

· 1 hoja de laurel

· 1 baya de cardomomo

· 30g de aceite

· Sal y pimienta

· 300g Cebolla

· 30g ajo

· 5g de perejil

Elaboración:

1. Ponemos una olla con agua con el cardomomo y el laurel

2. Una vez hierva añadimos el arroz y dejamos cocer por unos 15 min aprox (comprobar la cocción antes

de retirar) enfriamos

3. Pelamos la calabaza y cortamos en dados,

4. Ponemos una olla con agua y sal, y cocemos la calabaza unos 7/9 min que quede echa pero no pasada

5. Cortamos el ajo y la cebolla fina, las pochamos a fuego lento hasta que quede textura de mermelada

6. Reservamos

7. Pulimos el jarrete y lo marcamos bien en un sartén por los 4 costados

8. Dejamos enfriar y envasamos al vacío con aceite sal y pimienta

9. Cocemos a 90º por 5h

10. Dejamos enfriar y cortamos en dados con un cuchillo bien afilado

11. Cortamos las castañas en 4 y Cocemos las castañas en agua con sal y pimienta

12. Calentamos un sarten y añadimos unas gotas de aceite, añadimos las setas y salteamos 1 min

13. Agregamos el sofrito de cebolla y ajo salteamos.

14. Agregamos en arroz, esperamos que se caliente bien, agregamos el caldo de pollo y salteamos hasta

que absorba todo su jugo,

15. Agregamos la calabaza, y la castaña terminamos con perejil picado

16. Enfriamos y emplatamos