CESTA

Envío
Pasa por caja para calcular coste de envio у finalizar la compra
Totales del carrito
Subtotal 0,00
Total 0,00
Cuántas horas hay que dormir según la edad

Cuántas horas hay que dormir según la edad

11/03/2022 Última modificación: 09/02/2023

Saber cuántas horas hay que dormir según la edad es una de las preguntas que se han intentado esclarecer en numerosos estudios. En Welthy, siempre explicamos que un buen descanso es uno de los elementos fundamentales para una vida saludable. Y el dormir es una parte inseparable de un buen descanso. A nivel popular se escuchan muchas versiones diferentes, 7 horas, 8 horas, 9 horas… pero ¿Cuántas horas hay que dormir según la edad que tengamos realmente? Sigue leyendo este artículo de la Welthy Magazine y te lo explicamos de forma clara.



 

Cuántas horas hay que dormir según la edad

Antes que nada, es imprescindible saber que no todo el mundo tiene que dormir las mismas horas para lograr un descanso reparador. En este sentido, hay numerosos factores que pueden hacer variar este número. Por un lado, obviamente, encontramos la edad, un factor clave a la hora de establecer las horas necesarias. Cuanto más jóvenes somos, más gasto energético tenemos, y el sueño es un elemento clave a la hora de poder recuperarnos de ese desgaste. Así pues, un bebé de 5 meses va a necesitar mucho más descanso que un niño de 6 años, a su vez, un adulto necesitará mucho menos tiempo de descanso para conseguir reparar el cansancio del día. Pero no únicamente la edad es un factor a tener en cuenta: el estilo de vida, la salud de cada uno y alguna enfermedad de base puede hacer variar esas cifras. Dicho esto, y teniendo claro que estamos hablando de normas generales pero que cada caso particular puede ser excepcional, a continuación te explicamos cuántas horas hay que dormir según la edad que tengas:

Cuántas horas tiene que dormir un recién nacido

Lo ideal en recién nacidos hasta los 3 meses de edad es que duerman entre 14 y 17 horas. No obstante, en algunos casos pueden dormir entre las 11 o 13 horas con normalidad y sin que signifique un problema. En la franja alta, lo que no es recomendable es que esté durmiendo más allá de las 18 horas diarias.

Cuántas horas tiene que dormir un bebe

Cuando están entre los 4 y los 11 meses ya no necesitan tanto tiempo de dormir, y las horas que deben dormir pasan a ser entre las 12 y las 15 diarias. Aquí otra vez, puede que duerman menos (aunque no menos de 10 horas) o puede que duerman más, pero no deberían hacerlo más allá de las 17 o 18 horas diarias.

Cuántas horas tiene que dormir un niño de 1 a 2 años

Conforme el niño va creciendo va necesitando menos descanso, aunque aún está en una edad en que gran parte del día corresponde al sueño. Durante esta época no debería dormir menos de 9 horas, siendo lo ideal entre 11 y 14 horas repartidas a lo largo del día. En todo caso, menos de 9 o más de 15 tampoco es aconsejable.

Cuántas horas tiene que dormir un niño de 3 a 5 años

Lo ideal en niños de esta edad sería que durmieran entre 10 y 13 horas diarias. En el rango desaconsejable (tanto por arriba como por abajo) están las 7 y las 12 horas.

Cuántas horas tiene que dormir un niño de 6 a 13

Llegados a esta edad los niños ya no requieren tantas horas de sueño como hasta los 5 años, no obstante, es importante que cumplan con sus necesidades de sueño. Es esta edad, lo aconsejable es que duerman entre 9 y 11 horas al día.

Cuántas horas tiene que dormir un adolescente de 14 a 17 años

Si te fijas, a lo largo de la tabla, a cada rango de edad iba disminuyendo el número de horas que hay que dormir. No obstante, llegando a la adolescencia, las necesidades de sueño vuelven a aumentar. Los adolescentes deberían dormir alrededor de las 10 horas para poder tener un sueño reparador.

Cuántas horas tiene que dormir un joven de 18 a 25 años

Entre los adultos jóvenes las necesidades de sueño vuelven a disminuir. Si estás en esta franja deberías dormir entre 7 y 9 horas al día. A pesar de que el trabajo pueda impedir que se hagan de golpe o que se haga siesta, no se debería dormir menos de 6 horas ni más de 10.

Cuántas horas tiene que dormir un adulto de 26 a 64 años

Las horas de sueño ideales en esta franja son entre 7 y 9, igual que un adulto joven. El problema, dependiendo de la edad, es que es posible que no se consiga dormir tanto, especialmente si no se hace ejercicio durante el día,

Cuántas horas tiene que dormir un adulto de más de 65 años

a esta edad, lo más saludable sería dormir entre 7 y 8 horas diarias y hacer suficiente actividad como para que se tenga sueño por la noche.

Otros factores que afectan el sueño y el descanso

La edad no es el único factor a la hora de establecer cuántas horas debemos dormir. Por poner un ejemplo claro, no es lo mismo una persona que tiene un sueño muy ligero y se levanta muchas veces por la noche que otra que puede dormir del tirón sin problema. En el segundo caso, menos horas de sueño serán más productivas que para el primero. Dicho esto, vamos a ver qué otros factores afectan el sueño y el descanso:

Calidad del sueño

Básicamente es lo que te acabamos de comentar. Cuanto mejor sea tu sueño, menos horas vas a necesitar para poder estar descansado. Si tienes un sueño de calidad y reparador, con 7 horas puedes estar como nuevo, mientras que si tienes un sueño ligero y poco profundo, necesitarás más tiempo para sentirte descansado.i

Actividad física

Por lo general, la gente que practica actividad física necesita más tiempo para descansar. Paradojalmente, esto provoca que tengan un sueño más reparador, que se duerman más fácilmente y lo hagan más seguido. Un estilo de vida sedentario es una de las principales causas de insomnio.

Falta de sueño anterior

Si durante la última o últimas noches te has visto privado de sueño, tu cuerpo va a necesitar más horas de sueño para poder recuperarse. Esto es especialmente visible en aquellas personas que trabajan en horarios nocturnos o irregulares.

Embarazo

Durante el embarazo, tanto por los cambios que se dan a nivel hormonal, como por las molestias físicas derivadas, el sueño puede ser mucho más ligero y de peor calidad. Todo ello conducirá a que se necesiten más horas de sueño.

Envejecimiento

Ya has podido comprobar en el apartado anterior que cuanto más grandes nos hacemos menos horas necesitamos dormir. No obstante, lo que se debe tener en cuenta también es que con la edad el sueño también se vuelve más ligero y tendemos a levantarnos más durante la noche. Esto hace que empeore la calidad del sueño y que, si bien se necesitan menos horas de sueño, al final se acabe durmiendo más porque la calidad de ese sueño no es ideal.



¿Dormir 6 horas es suficiente?

Antes ya hemos explicado que los datos que hemos dado son orientativos y que cada caso particular es un mundo. Dependiendo de tu edad, tu estilo de vida y tus propios hábitos de sueño, es posible que necesites más o menos horas para dormir. Y si así te sientes bien, no hay ninguna razón por la que debes cambiarlos. Y esto es importante, que tu te sientas bien. A la pregunta de si dormir 6 horas es suficiente es lo primero que debemos preguntarnos. ¿Duermes 6 horas porque lo necesitas?, ¿Te sientes cansado?, ¿Si pudieras, dormirías más? Con estas respuestas te podrás responder a ti mismo.

Ahora bien, en las 6 horas está el límite, y dormir por debajo de ese número sí que va a traer consecuencias en tu día a día y en tu salud. Dormir menos de 6 horas diarias deteriorará tus capacidades cognitivas, causando pérdida de memoria, de atención y de tu capacidad para procesar información de forma solvente. En resumen, dormir menos de 6 horas no es suficiente.

Qué pasa si duermo poco

Dormir por debajo de las 6 horas traerá consecuencias, tanto físicas como mentales. Pero hay que recalcar que dormir poco no significa dormir menos de 6 horas, dependiendo de la persona dormir poco también pueden ser 7 u 8 horas. No hay un número mágico que delimite lo que es falta de sueño, simplemente es no dormir suficiente para cada caso. Te explicamos algunas de las consecuencias de la falta de sueño:

Puede provocar accidentes

Como hemos dicho, la falta de sueño tiene consecuencias, no solo para tu propia salud, sino para la salud de los demás. Explicábamos en el apartado anterior que provoca un deterioro de las funciones cognitivas, y es que la falta de sueño y la somnolencia pueden estar detrás de muchos despistes y errores que pueden acabar mal, por ejemplo, al volante. De hecho, varios estudios han demostrado que detrás de muchos accidentes laborales y de coche estaba presente una mala higiene del sueño.

Aumento de enfermedades

En otro sentido, una falta de sueño crónica también nos puede aumentar la hipertensión, así como también es un desencadenante de accidentes cardiovasculares, diabetes, provoca una bajada en las defensas y empeora las tasas de fertilidad. El sueño, junto con la alimentación y el ejercicio físico, es un pilar fundamental de un estilo de vida saludable. Y una falta de sueño crónica tendrá repercusiones sobre nuestro cuerpo parecidas a las del sedentarismo o una mala alimentación.

Desequilibrios emocionales

Solo hace falta que piensen en como te sientes la mañana después de haber pasado una noche sin dormir para darte cuenta de los cambios emocionales que produce la falta de sueño. Cansancio, fatiga, irritabilidad, mal humor… A la larga, dormir menos de 6 horas al día puede ser un desencadenante de ansiedad e incluso depresión. ¿Quieres saber cómo aumentar la hormona de la felicidad? ¡Te lo explicamos en el siguiente artículo!

Obesidad

Cuando llega un nuevo cliente a Welthy y le hacemos la primera sesión de control nutricional, siempre le preguntamos acerca de sus hábitos nocturnos y cómo duerme. Esto no es un capricho nuestro, sino que lo hacemos porque dependiendo de las horas que duerme una persona y de la calidad de ese sueño sus hábitos alimenticios y su composición corporal variará. ¿Te preguntas qué pasa si duermo poco? Pues una de las primeras cosas que pasará es que vas a perder masa muscular, con lo que vas a quemar menos calorías y, consecuentemente, vas a acumular más grasa y aumentará el riesgo de sufrir obesidad. Por otro lado, tu tolerancia a la glucosa también va a cambiar, haciendo que sientas más hambre y tiendas a comer más. De todo ello se desprende que unos buenos hábitos de sueño son necesarios si queremos tener un estilo de vida saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TE PODRÍA GUSTAR

  • Fitness

    Beneficios del yoga para embarazadas

    ¡Descubre los beneficios del yoga para embarazadas! Lo cierto es que hacer deportes intensos puede ser…

    LEER
  • Coaching

    ¿Cómo es ir al psicólogo?

  • Coaching

    Cuál es la hormona del estrés y cómo bajarla

    Corazón acelerado, pensamientos negativos, respiración rápida, sudor, tensión muscular, insomnio… Todos estos son síntomas de estrés…

    LEER
  • Coaching

    Significado del slow life y cómo practicarlo